5 de junio de 2011 / 10:24 / hace 7 años

Portugal vota en unos comicios marcados por el rescate

LISBOA (Reuters) - Los portugueses votaban el domingo para elegir quién gobernará el país en un período de severa austeridad y recesión tras recibir un rescate de 78.000 millones de euros de la Unión Europea y el FMI.

<p>Los portugueses votaban el domingo para elegir qui&eacute;n gobernar&aacute; el pa&iacute;s en un per&iacute;odo de severa austeridad y recesi&oacute;n tras recibir un rescate de 78.000 millones de euros de la Uni&oacute;n Europea y el FMI. En la imagen, un hombre lee un art&iacute;culo en el que aparecen los dos candidatos principales el 24 de mayo de 2011. REUTERS/Jose Manuel Ribeiro</p>

Los comicios pondrán fin a un período de agitación política y financiera que comenzó con la caída del Gobierno socialista en marzo y llevó a Lisboa a convertirse en el tercer país de la zona euro en buscar un rescate financiero tras Grecia e Irlanda.

Se espera que los portugueses, que cuentan con una tasa de desempleo en su máximo nivel en tres décadas, den la espalda al primer ministro José Socrates y se vuelquen en el candidato opositor de centroderecha, el socialdemócrata Pedro Passos Coelho.

Los centros de votación abrieron a las 08:00 horas en una templada y soleada mañana en Lisboa, pero no había grandes colas para votar, sino una o dos personas ocasionalmente.

Las últimas encuestas de opinión daban a Passos Coelho un 37 por ciento de los votos, frente al 31 por ciento para Socrates, lo que posiblemente significará que los socialdemócratas deberán aliarse con el pequeño partido de derecha CDS para formar una mayoría en el Parlamento.

Antonio Barroso, analista sobre Europa en Eurasia, dijo que ese tipo de coalición era el resultado más probable.

“Será la opción más sencilla para que los socialdemócratas y el CDS puedan asegurar una mayoría absoluta entre los dos”, dijo Barroso.

“Ambos partidos están sumamente comprometidos en la aplicación de las condiciones del rescate y negociarán con facilidad un programa económico común”, añadió.

El CDS tiene alrededor del 12 por ciento de los votos, según sondeos.

La formación de un Gobierno de centroderecha sería bien recibida por los inversores, que perdieron la confianza en el país en los últimos meses, deshaciéndose de sus bonos y elevando las tasas de préstamos a máximos históricos.

El presidente Anibal Cavaco Silva se dirigió al país a última hora del sábado y pidió a los ciudadanos que votaran, calificando a la elección de “particularmente decisiva” porque Portugal “está sumergido en una profunda crisis económica y social”.

“El Gobierno que surja de esta elección tendrá la responsabilidad de honrar los compromisos pactados (bajo el plan de rescate), que son muy exigentes”, dijo el mandatario, y añadió que además de cumplir con los términos, deberá garantizar la justicia social y luchar contra el desempleo.

Pero se espera que la economía portuguesa se contraiga un dos por ciento este año y el próximo, un duro desafío para cualquier gobierno.

Socrates, quien permaneció como primer ministro interino tras renunciar en marzo, se encontraba a la mitad de su segundo mandato cuando colapsó su gobierno minoritario, bajo el peso de la crisis de deuda y el grave estado de la economía portuguesa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below