31 de mayo de 2011 / 11:07 / hace 7 años

España pide medidas de urgencia a la UE por los pepinos

MADRID (Reuters) - La ministra española de Agricultura, Rosa Aguilar, pedirá el martes a la Unión Europea medidas de urgencia para hacer frente a la crisis agrícola generada a raíz de que en Alemania se vinculara a pepinos españoles con una virulenta forma de la bacteria E. coli que se ha cobrado hasta ahora 14 vidas en Alemania.

<p>La ministra espa&ntilde;ola de Agricultura, Rosa Aguilar, pedir&aacute; el martes a la Uni&oacute;n Europea medidas de urgencia para hacer frente a la crisis agr&iacute;cola generada a ra&iacute;z de que en Alemania se vinculara a pepinos espa&ntilde;oles con una virulenta forma de la bacteria E. coli que se ha cobrado hasta ahora 14 vidas en Alemania. En la imagen, un trabajador coloca pepinos en una caja en una cooperativa de El Ejido, cerca de Almer&iacute;a, el 31 de mayo de 2011. REUTERS/Francisco Bonilla</p>

Aguilar se encuentra en Hungría para asistir a la cumbre de ministros de Agricultura de la UE, donde se abordará una situación cuyo coste para el sector agrícola español está cifrado en 200 millones de euros semanales y que podría causar la pérdida de 70.000 empleos, según el sindicato Comisiones Obreras.

“Vamos a dejar claro (en la reunión de ministros) que no se mire hacia España, que los productos españoles son productos seguros en el ámbito alimentario, productos de excelencia y de calidad y que por tanto con ellos no hay ningún problema”, dijo Aguilar en declaraciones recogidas por RNE.

“Alemania debe de dar pronto y rápido la información transparente y necesaria para que conozcamos toda la Unión Europea dónde está el problema que está ocasionando la intoxicación de tantas personas en el ámbito europeo y en el alemán en especial”, añadió la política andaluza.

Expertos de salud europeos han señalado que el brote del síndrome urémico hemolítico (SUH), que afecta a la sangre, los riñones, y en los cuadros agravados al sistema nervioso central, era el mayor registrado jamás en Alemania, que desde el principio implicó a pepinos españoles en el origen de la infección.

El brote, que ha matado a 14 personas y enfermado gravemente a más de 300 en Alemania, se ha extendido a otros países del norte de Europa, y el martes se anunció el primer caso sospechoso en España.

Un hombre de 43 años permanecía ingresado en San Sebastián por lo que parecía ser un caso “altamente sospechoso” de infección de la cepa de la bacteria E. coli, según confirmó el viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández. El paciente, que se encuentra grave aunque estable, había realizado recientemente un viaje a Hamburgo.

Las autoridades sanitarias alemanas han pedido que se evite consumir pepinos, tomates y lechuga y algunos de estos productos han sido retirados de las estanterías de las tiendas, mientras las autoridades agrícolas y sanitarias españolas pedían prudencia a la espera del resultado de los complejos análisis que se están realizando en ambos países.

La ministra de Consumo de Alemania, Ilse Aigner, dijo el lunes en rueda de prensa que no se podía culpar del brote a los productos españoles, pero la alarma que comenzó la semana pasada ha llevado a que Rusia haya prohibido la importación de pepinos, tomates y lechugas desde España y Alemania.

PIDEN LA INTERVENCIÓN DE ZAPATERO

Las quejas desde el campo español, que depende en gran medida de las exportaciones a países del norte de Europa, no tardaron en llegar, pidiendo incluso la intervención del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que ayude a limpiar la imagen de los productos agrícolas españoles y evite que se produzcan miles de despidos en las próximas semanas.

Ecohal Andalucía, que agrupa a 33 empresas de Almería, Granada y Málaga y cuya facturación anual alcanza los 1.000 millones de euros, dijo el martes que la crisis generada aparentemente por pepinos contaminados en Alemania ha ocasionado “la baja de varios cientos de trabajadores”.

“En estos primeros días de crisis (se ha procedido) a dar de baja a varios cientos de trabajadores al haberse anulado la práctica totalidad de los pedidos, no sólo de pepino, sino del resto de hortalizas”, informó Ecohal en un comunicado.

La organización exigió una rectificación por parte de las autoridades alemanas, y dijo que la situación empeorará en los próximos días al paralizarse también la producción y el envasado de productos si “no hay una respuesta contundente por parte del máximo responsable del Gobierno español”.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) pidió al Parlamento Europeo que se pronuncie sobre la actuación de Alemania, al ponerse en cuestión la calidad del producto hortofrutícola español y producirse un grave perjuicio para los agricultores.

“Es una barbaridad para el sector, para nuestro país, somos un sector que no solamente importa lo que vendemos, sino la mano de obra que hay detrás, la industria auxiliar, los autónomos .. es una auténtica barbaridad que hay que arreglar inmediatamente para mandar tranquilidad a este sector que tanto lo necesita”, dijo el presidente de ASAJA, Pedro Barato, en declaraciones a RNE.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below