30 de mayo de 2011 / 20:56 / hace 6 años

Lagarde promete reformar el FMI para ganarse el apoyo de Brasil

<p>La ministra de Econom&iacute;a de Francia, Christine Lagarde, prometi&oacute; impulsar reformas para dar a Brasil y a otras econom&iacute;as emergentes m&aacute;s influencia en el Fondo Monetario Internacional, en el inicio de su gira mundial para promover su candidatura para encabezar la entidad. En la imagen, la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, y su hom&oacute;logo brasile&ntilde;o, Guido Mantega (a la izquierda) asisten a una rueda de prensa en brasilia, el 30 de mayo de 2011. REUTERS/Ueslei Marcelino</p>

BRASILIA (Reuters) - La ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, prometió impulsar reformas para dar a Brasil y a otras economías emergentes más influencia en el Fondo Monetario Internacional, en el inicio de su gira mundial para promover su candidatura para encabezar la entidad.

El respaldo de Brasil, la mayor economía de América Latina y un influyente poder diplomático, podría ayudar a aliviar el descontento entre los países en desarrollo sobre la antigua costumbre de elegir a un europeo como jefe del FMI.

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, eludió pronunciarse sobre si su gobierno apoyará a Lagarde o a su único rival declarado, el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens. Sin embargo, Mantega insistió en la necesidad de profundizar las reformas para dar más peso a las economías emergentes dentro del FMI.

Antes de la visita de Lagarde, funcionarios brasileños dijeron en privado que la presidenta, Dilma Rousseff, se inclina por apoyar la candidatura de la francesa siempre que ésta prometa continuar con las reformas iniciadas bajo el mandato del ex jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

“Estoy comprometida con eso (con el proceso de reforma)”, afirmó Lagarde a periodistas en una rueda de prensa conjunta con Mantega en Brasilia.

Mantega dijo que las características esenciales para el próximo jefe del FMI son la experiencia, la competencia y el compromiso con la reforma, y que Brasil espera que todos los candidatos presenten sus ofertas antes de expresar su apoyo.

“Brasil quiere que la filosofía de la reforma sea mantenida por el nuevo director gerente”, aseguró Mantega tras almorzar con Lagarde, quien también se reunió con el presidente del Banco Central de Brasil, Alexandre Tombini.

El FMI aprobó reformas que incrementarán el derecho de voto de las economías emergentes y los puestos en el consejo para finales del 2012. Más de un 6 por ciento del poder de voto dentro del organismo irá hacia países emergentes como China, que se convertirá en el tercer miembro con más fuerza dentro de la organización prestamista, que cuenta con 187 miembros.

La visita de Lagarde a Brasilia es la primera escala de una gira que también la llevará a India, China, Rusia y Arabia Saudí, en medio de la competición con Carstens.

LAGARDE FAVORITA

La renuncia de Strauss-Kahn tras verse involucrado en un escándalo sexual generó demandas de los países emergentes para poner fin a la tradición de que un europeo presida el organismo.

Los países europeos cerraron filas tras Lagarde, argumentando que es crucial que alguien de ese continente lidere el FMI en momentos en que el organismo trabaja para resolver la crisis de deuda de la zona euro.

Pero algunas economías emergentes han objetado que sea otro europeo quien lidere el FMI, afirmando que es el momento de dar a otros países la oportunidad para reflejar el cambio en el poder económico hacia los gigantes emergentes como India y China.

Las autoridades brasileñas afirman en privado que Lagarde tendría más influencia para lograr cambios en el fondo que Carstens, quien llega a Brasil el miércoles para promover su candidatura.

El FMI tiene de plazo hasta el 30 de junio para elegir un sucesor.

México y Brasil han mantenido frías relaciones en los últimos años y a menudo se han disputado el liderazgo de América Latina.

Lagarde, que cuenta con el respaldo del Grupo de los Ocho, es considerada la favorita para quedarse con el puesto. Su principal obstáculo es la posibilidad de ser juzgada por su papel en un acuerdo legal que involucró el pago de 285 millones de euros a un empresario aliado del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

No está previsto que se reúna con Rousseff, que hasta ahora ha mantenido un papel más discreto que su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below