26 de mayo de 2011 / 6:36 / hace 7 años

La primavera árabe y la pelea por el FMI centrarán el G-8

DEAUVILLE, Francia (Reuters) - Los líderes del Grupo de los Ocho se reúnen el jueves en Francia para respaldar las ayudas a las nuevas democracias árabes, pero la pelea entre Occidente y las economías en desarrollo sobre quien debe dirigir el FMI podría robarles mucho tiempo.

<p>Los l&iacute;deres del Grupo de los Ocho se re&uacute;nen el jueves en Francia para respaldar las ayudas a las nuevas democracias &aacute;rabes, pero la pelea entre Occidente y las econom&iacute;as en desarrollo sobre quien debe dirigir el FMI podr&iacute;a robarles mucho tiempo. En la imagen, expertos en explosivos revisan la sala donde se reunir&aacute; el G-8 en Deauville, Francia, el 25 de mayo de 2011. REUTERS/Jean-Paul Pelissier</p>

Responsables del G-8 - Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón y Rusia - mantuvieron conversaciones preparatorias el miércoles en la localidad marítima de Deauville para establecer posturas comunes en asuntos que oscilan desde la economía mundial a la guerra civil en Libia, los objetivos nucleares de Irán y los disturbios en Siria.

Con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, como anfitrión, la cumbre se celebrará hasta el viernes. Se prevé que apruebe un paquete de ayuda de miles de millones de dólares para Túnez y Egipto, que derrocaron a sus líderes autocráticos en la primavera árabe, y que se selle un acuerdo para respaldar a otros países en la región que quieren democracias.

No obstante, es poco probable que las protestas contra otros aliados de Occidente, sobre todo en el Golfo Pérsico, rico en petróleo, obtengan ayudas claras.

“Compartimos un interés apremiante para ver que las transiciones en Egipto y Túnez tienen éxito y se convierten en modelos para la región”, dijo la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, en una carta al G-8 escrita el miércoles.

“De otro modo, nos arriesgamos a perder esta oportunidad”.

TENSIÓN POR EL FMI

Los líderes del G-8 que podrían tener que esquivar los desafíos a la tradición no escrita de que un europeo ocupe la dirección del Fondo Monetario Internacional. El puesto quedó vacante por la dramática dimisión de Dominique Strauss-Kahn, un político francés que está acusado de intento de violación a una camarera de un hotel de Nueva York.

La ministra de finanzas gala, Christine Lagarde, anunció en vísperas de la cumbre que era candidata al puesto, tras asegurarse el apoyo unánime de la Unión Europea y, según diplomáticos, obtener el apoyo de Estados Unidos y China.

“Creo que en los márgenes de la cumbre, los líderes del G-8 debatirán este asunto, incluso si la señora Lagarde es el mejor candidato”, dijo a Reuters el enviado de Rusia en Francia, añadiendo que no creía que su país pusiera objeciones.

“Pero la cuestión”, agregó el embajador Alexander Orlov, “es si Europa occidental siempre debería dirigir la institución, y ¿por qué no otros países, sobre todo los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), no deberían tener su propio candidato?”

El FMI ha prometido un proceso basado en los méritos de los candidatos para reemplazar a Strauss-Kahn, un socialista, ex ministro de Finanzas, que era el favorito para batir a Sarkozy en las presidenciales francesas del próximo año.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below