26 de abril de 2011 / 10:41 / hace 7 años

ENTREVISTA- Yoigo mantendrá alto ritmo crecimiento en la crisis

Por Robert Hetz y Sarah Morris

MADRID (Reuters) - Yoigo, el cuarto operador de telefonía móvil en España, ha acelerado su ritmo de crecimiento en los últimos meses y no ve dificultad en acortar la distancia con sus rivales y lograr una cuota de mercado del 10 por ciento en 2015.

“Nos sentimos muy cómodos con nuestros objetivos. Hemos apretado el acelerador en el primer trimestre”, dijo Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo en una entrevista con Reuters.

La filial española de TeliaSonera se beneficia de la crisis y de la mayor sensibilidad de precios de los españoles a la hora de usar el móvil, lo que le ayudó a captar el año pasado 20.000-30.000 nuevos clientes cada mes con la portabilidad (cambio de operador conservando el número) en detrimento de sus rivales más grandes.

En enero y febrero de 2011, el ritmo se aceleró y Yoigo registró un saldo positivo de casi 82.000 abonados con la portabilidad -- procedentes sobre todo de Vodafone y Telefónica. Andsjö dijo que esta positiva tendencia debería continuar en los próximos meses gracias a sus tarifas más competitivas.

”(En 2011) pienso que lograremos un saldo neto mensual de

entre 25.000 y 40.000 nuevos clientes al mes con la portabilidad”, dijo.

La empresa, puesta en marcha en 2006, contaba a finales de marzo con 2,47 millones de abonados, equivalente a una cuota de mercado de aproximadamente el 4,5 por ciento.

Yoigo cobra por las llamadas entre 4 y 6 céntimos por minuto en función de la modalidad de pago, un descuento de hasta el 30 por ciento sobre las tarifas postpago de sus rivales más grandes y del 50 por ciento sobre las tarifas prepago.

Con el rápido aumento de su base de clientes e ingresos, Yoigo se ha convertido en el motor de crecimiento del grupo nórdico, alcanzando en el periodo enero-marzo 2011 por segundo trimestre consecutivo un resultado de explotación EBITDA positivo.

Tras la experiencia vivida por su matriz en la guerra de precios en los mercados nórdicos en 2003-2007, Andsjö dijo que Yoigo está bien preparado para competir en condiciones de negocio adversas.

“Somos una compañía de bajo coste, solo tenemos 97 empleados en plantilla, tenemos mucho externalizado porque nos importa la simplicidad y no ofrecemos productos donde hay dudas sobre la rentabilidad”, dijo el empresario sueco de 38 años de edad.

Andsjö dijo que las tarifas móviles españolas siguen siendo las más elevadas en Europa y deberían contraerse otro 30-40 por ciento en los próximos años por el aumento de la competencia.

El año pasado, la facturación de los operadores móviles sumó 14.000 millones de euros en España. Más del 90 por ciento de este negocio estaba en manos de Telefónica, Vodafone y Orange, mientras que Yoigo y la docena de operadores móviles virtuales existentes tuvieron que conformarse con el nueve por ciento restante.

MÁS TRÁFICO DE DATOS

Al igual que sus competidores Yoigo ha notado el impacto de la crisis en España en un descenso acusado de las llamadas móviles (a escala sectorial, el uso por minuto ha bajado desde 2008 entre un 15 y 19 por ciento).

“Nuestra intención es centrarnos más en el negocio de datos”, dijo.

En 2010, sólo el 14 por ciento de los ingresos de los operadores móviles en España procedió de la banda ancha móvil.

Yoigo elevará este año la velocidad de su red móvil y acometerá nuevas inversiones en infraestructuras para poder ofrecer nuevos servicios con sus móviles inteligentes (smartphones) de nueva generación.

Además, TeliaSonera dijo en febrero que su filial comprará más frecuencias en las próximas subastas de espectro radioeléctrico en España.

La licitación, prevista para este verano, aportará a las arcas públicas hasta 2.000 millones de euros a cambio de permitir a los operadores la comercialización de nuevos servicios de banda ancha.

Según Andsjö, el precio marcado por el Ministerio de Industria está en la parte alta comparado con lo que han exigido otros países, aunque agregó que el proceso ha despertado mucho interés en el sector.

“Hay muchos actores dispuestos a participar y estoy seguro de que recaudarán el dinero que se han fijado como meta”, dijo.

El año pasado, Alemania subastó frecuencias adicionales para sus operadores móviles por 4.400 millones de euros y, en el primer trimestre de 2011, Suecia vendió un bloque de frecuencias de 800 Mhz por 2.000 millones de coronas.

Yoigo es una compañía participada en un 76,6 por ciento por TeliaSonera. El grupo de construcción y servicios ACS ostenta una participación del 17 por ciento y siguen FCC con un 3,4 por ciento y Telvent, con un 3 por ciento.

Andsjö dijo que tras aparcarse en 2009 una eventual venta de Yoigo, la matriz, al igual que los accionistas españoles, están ahora muy contentos con la actual marcha de la compañía.

“Ninguna de ellos tiene una necesidad urgente para tener dinero así que reina la calma en este frente”, dijo Andsjö. “Hemos encontrado nuestro nicho en el mercado y saldrán ganando si siguen en Yoigo”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below