18 de abril de 2011 / 19:55 / en 7 años

Crece la crisis de la zona euro por temores deuda Grecia

BERLÍN/ATENAS (Reuters) - Las crecientes expectativas de que Grecia tendrá que reestructurar su enorme deuda, posiblemente antes del verano, hundieron el lunes al euro y los bonos de los miembros más débiles del bloque monetario, en una brusca escalada de la crisis de deuda de la zona euro.

<p>Las crecientes expectativas de que Grecia tendr&aacute; que reestructurar su enorme deuda, posiblemente antes del verano, hundieron el lunes al euro y los bonos de los miembros m&aacute;s d&eacute;biles del bloque monetario, en una brusca escalada de la crisis de deuda de la zona euro. En esta imagen de archivo, fotograf&iacute;a de alta exposici&oacute;n del s&iacute;mbolo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo en Fr&aacute;ncfort, Alemania, el 5 de abril de 2011. REUTERS/Kai Pfaffenbach</p>

Fuentes del Gobierno alemán dijeron a Reuters en Berlín que no creían que Grecia, que recibió un rescate de 110.000 millones de euros de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional el año pasado, pase el verano sin antes realizar una reestructuración.

Ese hecho, sumado a una nueva amenaza al eventual rescate de Portugal por el éxito electoral de un partido contrario al euro en Finlandia, golpeó la confianza del mercado en la capacidad del bloque de evitar una nueva ola de contagio a países más grandes como España.

Después de un breve paréntesis en la crisis a comienzos de 2011, el tema explotó de nuevo con toda su fuerza y algunos analistas están ahora especulando abiertamente con que Grecia y otros países puedan verse obligados a salir del bloque.

“Se podría ver a algunos países decidiendo dejar el euro, porque no pueden resistir la camisa de fuerza fiscal que les están imponiendo”, dijo Andrew Lynch, un administrador de fondos de Schroders, a Reuters Insider.

Una reprogramación de la deuda griega sería la primera de una nación europea occidental en más de medio siglo.

Supondría un desafío de proporciones épicas para las autoridades económicas de la UE, que luchan por conciliar los intereses de sus ciudadanos con las costosas medidas necesarias para preservar la integridad del bloque monetario de 17 países.

El Gobierno heleno, que se enfrenta a una deuda que se espera llegue a un 160 por ciento del PIB en 2013, ha negado reiteradamente que planee reestructurarla. Un portavoz gubernamental repitió esta postura en Atenas, al afirmar que estaba “completamente descartada” tal decisión.

“Tendría consecuencias catastróficas”, dijo el gobernador del Banco de Grecia, George Provopoulos.

Pero fuentes del Gobierno de Angela Merkel en Berlín aseguraron a Reuters que esto ya se ve como inevitable y sugirieron que Grecia se mueva rápido, en vez de esperar a que su situación financiera sea más crítica el próximo año.

“Voces relevantes dentro del Gobierno federal esperan que Grecia no pase el verano sin una reestructuración”, dijo un alto cargo de la coalición oficialista a Reuters.

- Gráfico de deuda euro: r.reuters.com/hyb65p

- Cronograma crisis zona euro: link.reuters.com/xur78r

RIESGO ESPAÑA

El euro, que se ha mantenido fuerte pese a la última ola de turbulencias, cayó a su menor nivel frente al dólar en 11 días y el coste de asegurar la deuda griega contra la mora se disparó al alza.

La presión sobre los llamados países de la periferia de la zona euro crecía también, con los rendimientos de los bonos españoles a 10 años que se acercaban a sus máximos históricos en torno al 5,6 por ciento y las tasas portuguesas en un nuevo récord por sobre el 9,3 por ciento.

Funcionarios europeos se esforzaron por resaltar que España puede evitar el contagio que obligó a Grecia, Irlanda y Portugal a pedir rescates. Su economía mucho mayor podría poner en problemas los recursos del bloque si también sucumbiera.

Pero datos del lunes, que mostraron una acelerada caída en los precios de las casas de España en el primer trimestre y una subasta de letras del Tesoro que sufrió un alza en las tasas hicieron sonar las alarmas en toda la zona euro.

En el vecino Portugal, representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional se reunieron con funcionarios de Gobierno para fijar los términos del tercer rescate del bloque en un año, tras los millonarios acuerdos con Grecia e Irlanda.

Pero tras las elecciones en Finlandia, ese rescate podría estar en peligro.

El partido contrario al euro True Finns celebró una alta votación el domingo y prometió inmediatamente luchar por introducir cambios en el rescate a Portugal, que se espera llegue a 80.000 millones de euros cuando se cierre a mediados de mayo, como está previsto.

Un retraso en el rescate para Portugal más allá del mes de mayo podría dejar al país con la urgencia de buscar nuevas fuentes de financiación.

La nación lusa celebra elecciones generales el 5 de junio y ha advertido que en ese momento se quedará sin recursos.

“Es extremadamente difícil para los políticos de Europa ignorar la fuerte señal de Finlandia”, dijo Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank.

“Al final, esto podría implicar que los rescates que no compartan la carga con inversores privados y bancos no pasarán”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below