18 de abril de 2011 / 15:24 / hace 7 años

S&P revisa a negativo el panorama de la deuda de EEUU

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - La agencia Standard & Poor’s revisó el lunes a “negativo” el panorama de su calificación para la deuda de Estados Unidos, argumentando que hay un “riesgo concreto” de que no se llegue a un acuerdo para recortar el déficit, una decisión que fue desechada por la Casa Blanca, calificándola de “juicio político”.

<p>La agencia Standard &amp; Poor's revis&oacute; el lunes a "negativo" el panorama de su calificaci&oacute;n para la deuda de Estados Unidos, argumentando que hay un "riesgo concreto" de que no se llegue a un acuerdo para recortar el d&eacute;ficit, una decisi&oacute;n que fue desechada por la Casa Blanca, calific&aacute;ndola de "juicio pol&iacute;tico". En la imagen, un operador trabaja en la Bolsa de Nueva York, el 18 de abril de 2011. REUTERS/Brendan McDermid</p>

Si bien S&P confirmó la nota de Estados Unidos en “AAA”, el nivel más alto del escalafón, dijo que no estaba claro cómo las autoridades afrontarían los desafíos fiscales de largo plazo. La agencia dijo que la medida señala que al menos existe una probabilidad entre tres de que pueda rebajar su calificación de deuda de largo plazo a Estados Unidos dentro de los próximos dos años.

“Debido a que Estados Unidos tiene, en relación con otros países calificados con AAA, lo que consideramos es un enorme déficit presupuestario y un creciente endeudamiento y a que el camino para enfrentar eso no está claro para nosotros, revisamos nuestro panorama a negativo desde estable”, explicó en un comunicado.

El anuncio aumentará la presión sobre el Gobierno de Barack Obama y el Congreso para que presenten un plan contundente destinado a reducir un déficit próximo a 1,5 billones de dólares, equivalente a un 9,8 por ciento del Producto Interior Bruto.

“Creo que lo que S&P está haciendo es un juicio político y uno con el que no estamos de acuerdo”, dijo el asesor económico de Obama, Austan Goolsbee, en la CNBC. Al mismo tiempo, insistió en que Estados Unidos llegará a un acuerdo a largo plazo sobre la reducción del déficit presupuestarios, y dijo que el presidente y los republicanos están cerca de alcanzar un pacto sobre la cifra que se debe recortar, pero no sobre el camino para lograr ese objetivo.

“No deberíamos tener una reacción excesiva ante esto”, afirmó.

REACCIONES

Además, la noticia provocó un aumento en los costos de endeudamiento de Estados Unidos y puso más presión sobre el dólar. El coste para asegurar la deuda estadounidense a cinco años contra una suspensión de pagos subía 6,4 puntos básicos a un 47,9. Estos seguros, conocidos por su sigla en inglés de CDS, son usados por los inversores a modo de cobertura.

El precio del bono del Tesoro a 30 años caía un punto. Tras cotizar brevemente con una pérdida de un punto completo en precio, el bono a 30 años cedía 28/32 para rendir un 4,52 por ciento, por encima del 4,47 por ciento del cierre del viernes. El rendimiento del papel largo trepó hasta un máximo del 4,53 por ciento el lunes.

La noticia también golpeó a los mercados financieros, donde el dólar tocó un mínimo de sesión frente al yen y los futuros de Wall Street adelantaron una apertura fuertemente a la baja de las acciones.

“El titular fue suficiente para golpear a los mercados. La reacción inicial es que esto es negativo para los activos en dólares en general”, dijo Lou Brien, estratega de mercado de DRW Trading en Chicago.

El Gobierno de Obama anunció la semana pasada planes para recortar en cuatro billones de dólares el déficit presupuestario a lo largo de los próximos 12 años, mayormente a través de recortes al gasto y alzas de impuestos a los ricos.

Una alto cargo del Tesoro reiteró el compromiso de Estados Unidos a actuar y dijo que S&P subestimaba esa determinación.

“Creemos que el panorama negativo de S&P subestima la capacidad de los líderes de Estados Unidos de abordar juntos los difíciles desafíos fiscales que enfrenta la nación”, comentó Mary Miller, asistente del secretario del Tesoro para los Mercados Financieros.

La deuda estadounidense en circulación se disparó a más del 60 por ciento de la producción estadounidense tras la crisis financiera de 2007-2009 y podría seguir creciendo con un déficit presupuestario que llegaría a más de un billón de dólares.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below