16 de abril de 2011 / 9:43 / hace 7 años

El G-20 respalda un plan de alerta temprana ante futuras crisis

WASHINGTON (Reuters) - Los responsables financieros de las principales economías del mundo acordaron el viernes un nuevo plan para identificar a los países cuyas políticas podrían poner a la economía mundial en peligro en caso de que no sean controladas de manera efectiva.

<p>Los responsables financieros de las principales econom&iacute;as del mundo acordaron el viernes un nuevo plan para identificar a los pa&iacute;ses cuyas pol&iacute;ticas podr&iacute;an poner a la econom&iacute;a mundial en peligro en caso de que no sean controladas de manera efectiva. En la imagen, la ministra francesa de Econom&iacute;a, Christine Lagarde (I), habla con su hom&oacute;logo alem&aacute;n, Wolfgang Schauble (D), a su llegada a la reuni&oacute;n del G-20 en Washington, el 15 de abril de 2011. REUTERS/Jonathan Ernst</p>

Según este acuerdo, se utilizarán los niveles de deuda y saldos de préstamos y balanza comercial para determinar si un país debería ser objeto de un escrutinio mayor y pedirle reformas.

La ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde, cuyo país preside el G-20 este año, dijo que el grupo había realizado un “enorme avance” en el camino hacia un crecimiento más equilibrado y dijo que siete de las más importantes economías serían automáticamente sometidas a revisión, posiblemente junto con otras.

Los países que representan más de un cinco por ciento del PIB combinado del G-20 serán sometidos a un mayor escrutinio de los desequilibrios en su economía, afirmaron responsables financieros.

Esta lista incluiría a países muy endeudados como Estados Unidos, pero también a otros como China, que dependen de las exportaciones para su crecimiento. Francia, Alemania, Reino Unido y Japón estarían también entre la lista de países que recibirán un seguimiento especial.

“Nuestro objetivo es promover la sostenibilidad externa y asegurarnos de que los miembros del G-20 van a seguir el abanico de políticas requeridas para reducir los excesivos desequilibrios”, dijo el G-20 en un comunicado hecho público al término de una reunión que duró todo el día.

Un potencial defecto del pacto alcanzado es que los países no estarán obligados a seguir cualquier recomendación de política que se plantee. En su lugar, los responsables esperan que la presión traiga cambios.

Entre las economías emergentes, China ha sido especialmente recelosa de este proceso de seguimiento, que teme que podría ser utilizado para sumar más presiones para que el país cambie su sistema monetario.

Los líderes de las grandes economías emergentes, conocidas como BRICS, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica mantuvieron sus peticiones para que el sistema monetario sea menos dependiente del dólar durante una reunión que mantuvieron esta semana en China.

Sin embargo, el viceministro de Finanzas Zhu Guangyao, dijo que el acuerdo del G-20 del viernes “refleja completamente las demandas de cada país” incluyendo “la reforma del sistema financiero internacional y el fortalecimiento de la regulación financiera”.

“Estamos satisfechos con los resultados”, dijo.

El G-20 también dijo que tendrá en cuenta los marcos de tipos de cambio y política monetaria cuando aborde los desequilibrios.

En el pasado, los países en vías de desarrollo han culpado a la política monetaria expansiva de la Reserva Federal, que consideran que empeora los desequilibrios y que acrecienta brotes inflacionistas fuera de Estados Unidos. Estados Unidos señala al yuan, moneda que considera artificialmente devaluada, como la fuente del superávit comercial de China.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below