31 de marzo de 2011 / 13:35 / hace 7 años

Un borrador de la UE plantea acabar con las hipotecas fáciles

LONDRES (Reuters) - La gente que busque una hipoteca tendrá que demostrar que puede pagar el crédito, según el borrador de una ley de la Unión Europea destinada a descartar la financiación fácil que alimentó burbujas inmobiliarias en Irlanda, España y otros países.

<p>La gente que busque una hipoteca tendr&aacute; que demostrar que puede pagar el cr&eacute;dito, seg&uacute;n el borrador de una ley de la Uni&oacute;n Europea destinada a descartar la financiaci&oacute;n f&aacute;cil que aliment&oacute; burbujas inmobiliarias en Irlanda, Espa&ntilde;a y otros pa&iacute;ses. En la imagen, un hombre ecuatoriano con una pancarta en una protesta de familias que no pueden pagar su hipoteca, el 20 de diciembre de 2008 en Madrid. REUTERS/Andrea Comas</p>

La Comisión Europea publicó su propuesta el jueves, día que se esperaba que el análisis de los bancos irlandeses, a quienes algunos culpan de alimentar la burbuja inmobiliaria, arroje un agujero de 25.000 millones de euros.

El comisario de Mercado Interior de la UE, Michel Barnier, que autorizó la medida, dijo que durante el boom de los prestamistas y prestatarios se asumió que los buenos tiempos no podían acabarse.

La industria de los préstamos para casas equivale a la mitad de la actividad económica de la UE, pero está segregada en líneas nacionales con poca competencia transfronteriza.

Barnier quiere introducir la competencia mientras, al mismo tiempo, asegura que los consumidores quedan protegidos y no asumen créditos que no pueden pagar.

El borrador de la ley ha de ser aprobado por los países miembros y el Parlamento Europeo y cubre todos los préstamos para comprar una casa, además de algunos para reformar una propiedad. También afecta a todos los préstamos garantizados por una hipoteca o una seguridad similar.

Quienes soliciten un préstamo tendrán que dar los detalles necesarios para demostrar que pueden pagar y los prestamistas estarán obligados a comprobar la capacidad de un cliente para afrontar los pagos.

La organización de consumidores europea BEUC dijo que los planes de Barnier abordarían por fin las prácticas irregulares.

“El siguiente paso es ampliar estas normas a todo tipo de créditos al consumidor”, indicó su directora general, Monique Goyens.

Quien pida un crédito recibirá una hoja de información antes de firmar un contrato, en el que quedan reflejados los elementos clave del precio, como el tipo de interés, para que puedan comparar fácilmente las ofertas.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below