29 de marzo de 2011 / 11:43 / en 7 años

Aún habrá que esperar para poder pagar con móviles en EEUU

ORLANDO, EEUU (Reuters) - Los consumidores estadounidenses que esperan la llegada del día en el que puedan utilizar su teléfono móvil en la caja para comprar cualquier cosa, desde libros a zapatillas, tendrán que seguir abriendo sus carteras una temporada más.

Hace aproximadamente una década que ingenieros y publicitarios sueñan con ese momento, pero las carteras móviles siguen sin estar extendidas en Estados Unidos, en gran parte debido a una combinación de diferencias en la industria, gustos de los consumidores y obstáculos regulatorios. Eso no ha frenado a bancos, fabricantes de móviles y tecnológicas, temerosos de quedarse detrás, de seguir cantando las excelencias del concepto.

En la feria anual inalámbrica CTIA, celebrada la semana pasada, proveedores de servicios como Sprint Nextel, empresas de tarjetas de crédito como Visa y lectores de tarjetas como Verifone Systems hablaron todos de la promesa de las carteras móviles.

Fabricantes como HTC y Nokia han dicho que ya están preparados para insertar unos procesadores económicos en los móviles que les permitirían funcionar como tarjetas de crédito.

Pero el interés de todos ha causado un problema: ahora todo el mundo quiere un pedacito del futuro. En la actualidad, las empresas de tarjetas de crédito cobran unas tasas por transacción, pero otros actores en el futuro mercado de los pagos móviles, como operadoras inalámbricas y fabricantes de móviles, pedirán probablemente una parte de las ventas.

Esto pondrá a los comerciantes estadounidenses en la incómoda posición de posiblemente tener que dar una parte mayor de sus márgenes.

“Hay mucha gente que quiere un trozo de la tarta y no sé cómo aumentar el tamaño de la tarta”, dijo a Reuters tras una reunión durante la conferencia Dickson Chu, jefe global de productos nuevos de Citigroup.

“Hay muchos empujones y movimientos sobre cuál es el modelo empresarial”, añadió James Anderson, vicepresidente para móvil de MasterCard Worldwide.

¿A QUIÉN LE IMPORTA?

En Japón, un país que adopta las tecnologías antes que los demás, más de una quinta parte de su población está registrada para pagos con móviles, según la empresa de investigación Celent. Entre los servicios disponibles está la compra de billetes de tren por teléfono. Pero animar a los consumidores estadounidenses será más duro.

“Si lo único que están aportando al mercado estos nuevos actores es otro modo de pagar para cosas que ya compras y su modelo de negocio es extraer una parte de la (tasa) de transacción, entonces va a tardar mucho tiempo” en ser popular, dijo el analista de Forrester Research Charles Golvin.

Dar a la gente un motivo para usar el sistema parece ser parte del motivo por el que Google ha llegado a un acuerdo con Citigroup y Mastercard para permitir hacer pagos a los usuarios de móviles con el programa Android de Google, según una noticia publicada en The Wall Street Journal citando fuentes sin identificar.

Aplicar automáticamente cupones de descuento, añadir puntos a programas de lealtad del comprador o el envío de recibos electrónicos a casa son algunas ideas que podrían funcionar bien, según David Talach, vicepresidente de Verifone Systems. Verifone también ha sido vinculada con los planes de Google, de acuerdo con el Journal.

Google y sus socios llegan relativamente tarde a este tipo de sistemas. El año pasado, Visa probó un sistema similar con varios bancos estadounidenses, como Bank of America y Wells Fargo. Las empresas han dicho que el sistema estará disponible comercialmente a partir de este mismo año.

El año pasado, Verizon Wireless, AT&T y T-Mobile USA formaron Isis, una sociedad conjunta de pagos móviles con la red de pagos Discover Financial Services.

Utilizar la red inalámbrica para localizar dónde se encuentra un comprador y enviar cupones para tiendas concretas es una idea que está siguiendo Sprint Nextel, dijo Steve Elfman, su presidente de redes. Sprint generaría ingresos en lugar de una tarifa de transacción, que Elfman dijo podría convertirse en un gran negocio en los próximos tres años.

“La publicidad va a ser la fuente de ingresos más importante”, declaró a Reuters. “Cuando puedes dirigir la publicidad a un consumidor donde se encuentre, eso va a ser muy relevante”.

A pesar de todos estos intentos, algunos creen que haría falta la fuerza galvanizadora de Apple para popularizar este sistema. La empresa californiana no ha desvelado aún una estrategia en este sector, pero si lo hace, como esperan los analistas, otro punto a su favor serán los más de 160 millones de consumidores que ya se han fiado de ella dándole los datos de su tarjeta de crédito para utilizar su tienda de música iTunes y su tienda de aplicaciones.

“Apple está en una posición de desempeñar un papel muy importante”, dijo el analista de CCS Insight John Jackson. “Podría hacerlo de un modo con el que por un lado apartara a sus rivales, pero por otro, crearía el mercado”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below