17 de marzo de 2011 / 16:14 / hace 7 años

La privacidad en Internet y el "derecho a ser olvidado"

Por Eva Dou

BRUSELAS (Reuters) - Cuando se trata de privacidad, Internet ha sido desde hace tiempo una especie de salvaje oeste, pero la situación está empezando a cambiar, y los reguladores tanto en Europa como en Estados Unidos están asumiendo el control.

En ambas orillas del Atlántico, las autoridades están vigilando el modo en que empresas como Facebook y Google gestionan los datos personales de los usuarios, mientras elaboran planes para protegerlos, al tiempo que garantizan el crecimiento de los medios sociales, los buscadores y otros negocios basados en la Red, en rápida expansión.

En la primera muestra de que Europa podría ir en cabeza con la regulación de la privacidad, el miércoles la Comisión Europea anunció que las redes sociales y los buscadores podrían ir a juicio si no cumplen las nuevas normas europeas en este ámbito.

Según unas propuestas que se van a preparar en los próximos meses y que actualizarán unas leyes de protección que ya tienen 16 años, Bruselas quiere obligar a las empresas que tienen datos de los usuarios a permitirles que los retiren de sus páginas, llamándolo el “derecho a ser olvidado”. Además, las compañías tendrían que dar más información sobre qué datos almacenan de los usuarios y por qué.

“Cualquier compañía que opere en el mercado europeo o cualquier producto online dirigido a consumidores de la UE debe cumplir con las leyes europeas”, señaló el miércoles la comisaria europea de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding.

“Para exigir el cumplimiento de las leyes de la UE, a los organismos que controlan la privacidad nacional se les concederán poderes para investigar y participar en procedimientos legales contra los controladores de datos de países que no son de la Unión Europea”, expresó.

Reding pidió que las agencias encargadas de las cuestiones de privacidad en los países de la Unión cuenten con más competencias para exigir el cumplimiento fuera del territorio europeo, lo que podría incluir servidores de almacenamiento y otras fuentes de datos en Estados Unidos.

Aunque a los defensores de la privacidad y a los cibernautas pueden gustarles estas declaraciones, seguramente preocuparán en Estados Unidos, donde tienen su sede la mayor parte de las empresas de redes sociales y buscadores de Internet.

Tradicionalmente, Europa y Estados Unidos han tenido posturas divergentes en la privacidad, con un enfoque más proteccionista en el primero e insistiendo más en la necesidad de encontrar el equilibrio entre los empresarios y las demandas de privacidad en los segundos. Pero en las últimas semanas, expertos estadounidenses en este campo visitaron Bruselas para intentar reducir la brecha regulatoria, y las autoridades han destacado que están trabajando juntos para acordar un enfoque común.

“Creo que nuestro entendimiento de base de las normas es muy similar”, dijo Fiona Alexander, del Departamento de Comercio, que acudió a la capital comunitaria para reunirse este mes con reguladores europeos. “La aplicación en el pasado puede haber sido diferente”.

CAMPO EQUILIBRADO

La UE y EEUU ya están de acuerdo en algunos conceptos generales, como la idea de que las salvaguardias de la privacidad tienen que diseñarse en los productos web desde el principio. Ambos también quieren que los buscadores ofrezcan una opción de “no seguir” a los usuarios.

Pero sigue habiendo diferencias sobre la filosofía y cuestiones concretas. Las autoridades europeas insisten en que las empresas tienen que obtener un permiso concreto de los usuarios para cada utilización que hagan de sus datos a través de una casilla en una ventana emergente, algo en lo que no tienen tanto interés los estadounidenses, según responsables comunitarios.

El derecho a ser olvidado es un concepto que también va en contra del parecer del regulador estadounidense, que prefiere una definición amplia de la libertad de información.

En una muestra de hacia dónde va Europa y lo complejo que podría resultar aplicar la ley, las autoridades españolas de protección de datos ordenaron a Google en enero que quitara los vínculos a más de 80 artículos de noticias que mencionaban a algunas personas por su nombre, por violar su privacidad. El caso ha sido remitido al Tribunal de la Unión Europea.

Algunas empresas como Microsoft apoyan que la UE y EEUU unifiquen posturas, ya que dicen que así las normas serán más claras y uniformes.

“Las empresas necesitan normas claras y sólidas para seguir invirtiendo y ser competitivas”, dijo John Vassallo, vicepresidente de asuntos europeos de Microsoft. “Ahora, hay demasiadas normas compitiendo”.

Pero incluso dentro de los 27 estados miembros las normas cambian tanto que los abogados dicen que sería casi imposible para una multinacional cumplir la legislación de todos ellos. Eso puede indicar que Reding y su equipo regulatorio tendrán que trabajar a conciencia para establecer una política clara y que funcione en los próximos meses, y además una que encaje bien con las que están preparando en EEUU.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below