15 de marzo de 2011 / 13:46 / en 6 años

La UE endurece las normas contra la deuda y el déficit

<p>Los ministros de Finanzas de la Uni&oacute;n Europea acordaron el martes endurecer las normas contra el endeudamiento excesivo y los desequilibrios macroecon&oacute;micos, medidas con las que apuntan a recuperar la confianza del mercado y poner fin a la crisis de la deuda soberana. En la imagen, la ministra espa&ntilde;ola de Finanzas, Elena Salgado (C), en la reuni&oacute;n de ministros del 15 de marzo de 2011 en Bruselas.Yves Herman</p>

BRUSELAS (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la Unión Europea acordaron el martes endurecer las normas contra el endeudamiento excesivo y los desequilibrios macroeconómicos, medidas con las que apuntan a recuperar la confianza del mercado y poner fin a la crisis de la deuda soberana.

Los ministros respaldaron las propuestas de la Comisión Europea de hacer más estrictas las normas presupuestarias de los 27 estados miembros, el llamado Pacto de Estabilidad y Crecimiento, al introducir sanciones financieras más rápidas y automáticas para los países que quebranten las normas.

"El Consejo acordó un marco general sobre un paquete de medidas con el objetivo de fortalecer la gobernabilidad económica de la UE - y más específicamente de la zona euro - como parte de la respuesta de la UE a los desafíos puestos de relieve por la reciente crisis de los mercados de deuda soberana", dice una de las conclusiones del encuentro.

Uno de los principales puntos es que las sanciones para quienes incumplan las normas sean más automáticas y menos dependientes de las negociaciones entre los ministros de Finanzas de la UE.

Este enfoque permitió que en 2003 Francia y Alemania bloquearan un procedimiento disciplinario contra ambos por tener déficits presupuestarios excesivos durante años, y acabó provocando que el pacto se relajara en 2005. Después de que la Comisión propusiera en septiembre del año pasado que las sanciones fueran casi automáticas, Francia y Alemania consiguieron rebajar la propuesta al introducir dos fases en el proceso que hacían más fáciles frenar la aplicación de las sanciones.

Pero el sábado, los dirigentes de la zona euro acordaron que en general, un llamamiento de la Comisión Europea a castigar a un país debería ser seguido por los ministros de Finanzas. En caso contrario, deberán explicar su actitud por escrito. Por tanto, el compromiso ministerial del martes vuelve a la propuesta original de Bruselas.

"La propuesta de la Comisión de imponer un depósito o una multa se considerará como adoptada a menos que sea rechazada por el Consejo mediante una mayoría calificada", dicen las conclusiones de los ministros.

La eliminación de la propuesta francoalemana probablemente facilite el acuerdo entre los ministros de Finanzas con el Parlamento Europeo, que también decide sobre los cambios y se había mostrado crítico con la iniciativa francoalemana.

NORMAS NUEVAS Y MAS ESTRICTAS

Ahora, los países de la zona euro podrán ser sancionados si ignoran la norma actual - aunque ineficaz - de que los gobiernos deben esforzarse por tener un presupuesto próximo al equilibrio o en superávit, llamado objetivo a medio plazo. Para ello, los países que no tengan presupuestos equilibrados no pueden gastar más cada año que la tasa de crecimiento económico a medio plazo.

"Esto pretende asegurar que los ingresos mayores de los esperados no se gasten, sino que se utilicen para reducir deuda", comentaron los ministros.

Si un país no se adhiere a esa regla, primero será advertido por la Comisión, que es la encargada de resguardar las normas de la UE. Si eso no lo soluciona, tendrá que hacer un depósito con interés sólo nominal equivalente al 0,2 por ciento del PIB.

El depósito será convertido en multa si el país incumplidor no enmienda el rumbo según lo recomendado por los ministros de Finanzas de la UE. Hasta ahora, las sanciones sólo eran una posibilidad al final del procedimiento, que podría tardar años.

Para centrarse más en la reducción de la deuda, los ministros acordaron que aquellos que tengan ratios de deuda pública respecto al PIB superiores al límite del 60 por ciento tendrán que reducir el exceso en una vigésima parte cada año, en un periodo de tres años. Si no es así, el país sufrirá un procedimiento de déficit excesivo, que lo obligará a depositar un 0,2 por ciento del PIB al inicio.

Para minimizar el riesgo de crisis generadas por desequilibrios macroeconómicos como las burbujas inmobiliarias en Irlanda y España, la Comisión propuso vigilar a las economías de los países miembros para detectar eventuales desequilibrios.

En caso de desequilibrios graves, los países se someterán a un procedimiento de desequilibrio excesivo con recomendaciones de los ministros sobre cómo reducir ese desequilibrio.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below