14 de marzo de 2011 / 20:24 / hace 7 años

La industria nuclear, sacudida tras el terremoto en Japón

TORONTO/NUEVA YORK (Reuters) - Los inversores castigaron a las compañías que construyen reactores nucleares o les suministran combustible el lunes mientras Japón trataba de evitar un derretimiento en un reactor afectado, ante el temor de que el sector en su conjunto esté ante un punto de inflexión, al menos a corto y medio plazo.

<p>Los inversores castigaron a las compa&ntilde;&iacute;as que construyen reactores nucleares o les suministran combustible el lunes mientras Jap&oacute;n trataba de evitar un derretimiento en un reactor afectado, ante el temor de que el sector en su conjunto est&eacute; ante un punto de inflexi&oacute;n, al menos a corto y medio plazo. En la imagen, una central nuclear en Tyn nad Vltavou, Rep&uacute;blica Checa, el 14 de marzo de 2011. REUTERS/Petr Josek</p>

Pero los analistas dijeron que la industria podría recuperarse del revés de los mercados conforme se disuelvan las percepciones negativas, y que el actual descenso de precios podría ser una oportunidad para comprar.

“El derretimiento es una palabra muy fuerte en la mente de las personas, así que creo que el sentimiento público probablemente va a cambiar en contra de la energía nuclear”, dijo Edward Sterck analista de BMO Capital Markets Edward Sterck. “Pero no pienso que este sea el final de la industria nuclear”.

“Con el bombo que algunos comentaristas están dando, diciendo que es el final de la energía nuclear, creo que vamos a ver posiblemente una reacción exagerada de los precios de las acciones. En algún momento habrá apreciaciones”.

La crisis de Japón, ya el peor accidente nuclear desde Chernóbil en 1986, afectó a gigantes de la energía como General Electric y Hitachi, junto a productores de uranio como Cameco y Areva, y eléctricas como Entergy y Exelon.

Los reactores nucleares fueron diseñados para soportar terremotos, pero el seísmo del viernes fue el mayor registrado en 140 años, y un devastador tsunami arrasó la energía de reserva, causando o agravando los problemas.

Mientras la agenda de las cadenas de noticias de 24 horas se centran en la posibilidad de un derretimiento en uno o más reactores en Japón, los analistas dicen que el mercado necesita tiempo para recuperarse de las pérdidas.

“Tenemos que controlar esos reactores antes de que la gente comience a ver la situación con un poco más de perspectiva”, dijo Sterck.

La energía nuclear suponía cerca de un tercio de la generación energética de Japón antes del terremoto, y el daño ha planteado dudas sobre el futuro de la industria en el país.

Japón ha cerrado 11 de sus 53 reactores desde el seísmo, reactores que el analistas de Dahlman Rose Anthony Young dijo que consumían unos 154.221 kilos de uranio al mes.

Las instalaciones en Japón, de unos 40 años, fueron diseñadas de forma muy diferente al reactor de Chernóbil, con unos contenedores adicionales para evitar una explosión letal.

El lunes, en respuesta a la presión pública contra el desarrollo nuclear, algunos países europeos anunciaron retrasos o cambios en sus planes nucleares.

Algunos analistas dijeron que países con contratos en vigor para construir nuevos reactores tendrían que pagar una fuerte cantidad por incumplimiento de contrato si cancelan los planes, y futuros planes energéticos de numerosas naciones dependen de la suma de energía nuclear.

“Continuamos extremadamente optimistas en las perspectivas para el uranio y la generación de energía nuclear”, dijo Young en una nota. “Creemos que la construcción de reactores en China, India y Rusia continuará”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below