8 de marzo de 2011 / 16:18 / hace 7 años

Iberdrola se fusionará con Renovables y diluirá levemente a ACS

MADRID (Reuters) - En un intento por dar un valor que el mercado no concede a su filial de renovables, Iberdrola anunció el martes una propuesta para absorber su participada con una operación de canje de acciones y dividendo extraordinario que valora la filial en 12.580 millones de euros.

<p>El grupo Iberdrola anunci&oacute; el martes que ha acordado proponer a su filial de energ&iacute;as renovables una operaci&oacute;n de fusi&oacute;n que espera culminar en julio mediante una absorci&oacute;n con canje de acciones y un posible complemento en dividendo. Imagen de archivo de Ignacio S&aacute;nchez Gal&aacute;n, presidente de Iberdrola, en la junta general de accionistas celebrada en marzo del a&ntilde;o pasado en el Palacio Euskaldun de Bilbao. REUTERS/Vincent West</p>

El grupo eléctrico, que espera cerrar la operación en la primera quincena de julio, justificó la operación en la falta de reconocimiento bursátil de una empresa que, desde que se estrenó en bolsa en 2007, ha perdido más de un 40 por ciento de su valor.

“Iberdrola persigue a través de esta propuesta poner en valor los activos de Iberdrola Renovables, no reconocido por los mercados”, dijo la empresa, para añadir que mantendrá los planes de inversiones de su filial, que siguen siendo considerados “core”, según un portavoz.

“En teoría, ahora mismo el valor de activos (de Iberdrola Renovables) es superior a lo que está cotizando la acción, yo lo tenía en 2,8 euros por título sin valorar el pipeline”, dijo Álvaro Navarro, analista de Intermoney.

En un comunicado al regulador bursátil Iberdrola, que tiene un valor de mercado de 32.843 millones de euros, explica que propondrá una ecuación de canje de 0,59894437 acciones propias por cada una de Renovables, cuya capitalización es de 11.557 millones de euros.

Sin embargo, Iberdrola, que ya ostenta un 80 por ciento de su filial de energías limpias, añadió que “votará a favor” de propuestas de dividendo extraordinario que proponga la filial, refiriéndose a un valor concreto de 1,191 euros por acción.

El dividendo, al repartirse con cargo a una prima de emisión, no tendría retención fiscal y supondría un desembolso de unos 900 millones de euros, teniendo en cuenta que está destinado al 20 por ciento del capital que no está en manos de Iberdrola.

En ese caso, según analistas el más probable y menos costoso para las arcas de Iberdrola, la ecuación de canje sería de 0,29936662 acciones de Iberdrola por cada una de Renovables.

Ambas opciones suponen una prima del 16,7 por ciento con respecto al valor medio de las acciones de Renovables en los últimos seis meses.

La operación, que generaría sinergias de unos 20 millones de euros anuales, requerirá, en todo caso, una ampliación de capital en Iberdrola para atender la ecuación de canje.

En el caso del dividendo extraordinario, la ampliación necesaria ascendería a casi 1.500 millones de euros en términos efectivos, con la emisión de 246,6 millones de acciones nuevas.

DILUCIÓN, PERO POCA

La operación tendrá un efecto mínimamente dilutivo sobre el beneficio por acción de Iberdrola, que la compañía estima en un 1,5 por ciento en 2012

Iberdrola, que mantiene una batalla abierta con su principal accionista ACS, incluso en los tribunales, conseguirá como efecto de segunda ronda una dilución de la participación de la constructora, aunque apenas perceptible.

ACS comunicó recientemente que entre acciones y opciones posee un 20 por ciento del capital de la eléctrica, que todavía no le ha dado voz ni voto en el consejo. La ampliación reduciría la presencia de la constructora en apenas un 0,7 por ciento hasta alrededor del 19 por ciento.

ACS ha manifestado recientemente que busca alcanzar hasta el 30 por ciento de la eléctrica. En el mes de julio, justo cuando Iberdrola pretende cerrar la operación que requerirá aprobación de las juntas de accionistas de las dos sociedades, está previsto que entre en vigor la nueva ley que elimina las restricciones en los derechos de voto.

Actualmente, además de negar a ACS representación en el consejo argumentando que se trata de un competidor, Iberdrola tiene limitados por estatuto los derechos de voto de cualquier accionista al diez por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below