23 de febrero de 2011 / 9:35 / en 7 años

ANÁLISIS-La crisis obliga a los españoles a volver a casa

Por Tracy Rucinski

<p>Jes&uacute;s Garcia, de 46 a&ntilde;os, ha guardado sus pertenencias en un guardamuebles y regresado a casa de su madre para que su hijo adolescente y su ex mujer puedan mudarse a su piso, de alquiler reducido, despu&eacute;s de que ella sufriese un fuerte recorte en su sueldo de secretaria. El alto nivel de paro y las rebajas salariales est&aacute;n obligando a los espa&ntilde;oles a reagruparse bajo un mismo techo con la familia para capear el temporal, amenazando as&iacute; al consumo, un pilar por el que ha apostado el Gobierno socialista para salir del estancamiento este a&ntilde;o. Mariana Artero, una historiadora del Arte de 34 a&ntilde;os que ha estado contratada temporalmente en algunas de las mejores galer&iacute;as y museos espa&ntilde;oles, est&aacute; ahora en paro y sigue viviendo con su madre. En la imagen, Mariana Artero visita Arco el 17 de febrero de 2011. REUTERS/Sergio P&eacute;rez</p>

MADRID (Reuters) - Jesús Garcia, de 46 años, ha guardado sus pertenencias en un guardamuebles y regresado a casa de su madre para que su hijo adolescente y su ex mujer puedan mudarse a su piso, de alquiler reducido, después de que ella sufriese un fuerte recorte en su sueldo de secretaria.

El alto nivel de paro y las rebajas salariales están obligando a los españoles a reagruparse bajo un mismo techo con la familia para capear el temporal, amenazando así al consumo, un pilar por el que ha apostado el Gobierno socialista para salir del estancamiento este año.

La renta mensual de García, pintor y autónomo, ha bajado desde el estallido de la burbuja inmobiliaria hace varios años.

“No nos estamos muriendo de hambre, pero ahora hay que recortar y centrarse en lo básico”, dijo.

La tradición familiar que impera en el país ha ayudado a hacer frente a un desempleo que se mantiene obstinadamente alto del 20 por ciento, el doble que el del resto de la zona euro.

Pero cuanta más gente viva en una misma casa, menos se venderá de todo, desde electrodomésticos a electricidad, creándose un arma de doble filo que amenaza con prolongar el mal panorama económico.

Después de la crisis financiera mundial, el Gobierno introdujo medidas de estímulo económico tales como ayudas para la compra de coches nuevos o para renovar viejos electrodomésticos, pero ese dinero se ha acabado y el presupuesto de 2011 ya no incluye incentivos al consumo.

García, que está aprendiendo a hacer pan y quiere encontrar un huerto para plantar hortalizas, dijo que ya ha advertido a su hijo de que podría no poder seguir cambiándole el móvil o la cámara digital que lleva a todas partes.

Incluso personas que tienen su puesto de trabajo asegurado han visto como sus rentas disponibles disminuían por la subida del IVA, incluida en las medidas de austeridad del Gobierno para reducir el déficit. Además, el creciente coste de la energía y la amenaza en ciernes de una subida de tipos de interés en la zona euro no invitan a salir de compras.

“La economía es muy dependiente del gasto del consumidor, así que en este entorno será difícil que la economía española vuelva a tener un crecimiento pleno”, dijo Ben May, economista de Capital Economics.

El Producto Interior Bruto se contrajo un 0,1 por ciento en 2010 y se espera que el crecimiento este año sea, en el mejor de los casos, lento.

De los 4 millones de parados españoles, cerca del 30 por ciento viven en hogares en el que todos los miembros de la familia en edad de trabajar están desempleados.

POCAS PERSPECTIVAS PARA LA JUVENTUD

En su boletín de enero, el Banco de España destacó la caída de la demanda de los hogares como una de las causas principales para la prolongada crisis económica del país, y mencionó como riesgos para el consumo la erosión salarial y la incertidumbre sobre el poder adquisitivo futuro.

El ahorro de las familias se incrementó en 2009, dijo el banco central, aunque de 2010 todavía no hay datos. Hasta que se restablezca la confianza, será complicado que el ahorro se convierta en gasto.

“Una cosa es lo del paro y otra es lo de la incertidumbre”, dijo Enrique Quemada, consejero delegado del banco de inversión ONEtoONE.

“Es una tontería pensar que esta crisis no vaya a durar mucho”, añadió.

Mariana Artero, una historiadora del Arte de 34 años que ha estado contratada temporalmente en algunas de las mejores galerías y museos españoles, está ahora en paro y sigue viviendo con su madre. Ella atribuye su situación a varios factores.

“Es una mezcla de precariedad laboral, bajos sueldos y altos precios para alquilar o comprar un piso, y de que a lo mejor (a los españoles) no nos importa mucho quedarnos con la familia”.

Artero lleva un bolso elegante y un broche de colores vivos en la solapa del abrigo, pero jamás ha comprado un mueble o un electrodoméstico.

“Todos mis contratos han sido temporales. Me podía haber ido de casa, pero me habría tenido que volver dentro del año”, dijo.

Aproximadamente un 40 por ciento de los españoles menores de 25 años están desempleados, una situación que el Ejecutivo socialista ha tratado de abordar en la considerable reforma laboral aprobada el año pasado.

No obstante, los críticos se quejan de que las reformas han sido de escaso peso y advierten de que podrían producirse nuevas sangrías en empleos y sueldos, sobre todo en un momento en el que el Gobierno trata de recuperar la confianza de las inversores para evitar un rescate como el de Grecia.

“El Gobierno está aplicando un fuerte control de gastos en todos los sitios para reducir el déficit, así que hay ministerios que ni siquiera están comprando lápices”, dijo Quemada.

“Esto es un paso para adelante y otro para atrás”.

GRÁFICOS:

Gráfico deuda España vs Ibex link.reuters.com/beb28r

Gráfico paro en España link.reuters.com/qeb28r

Evolución PIB español: r.reuters.com/kac28r

Otros gráficos de España: r.reuters.com/mem28r

Gráficos crisis deuda euro r.reuters.com/hyb65p

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below