31 de enero de 2011 / 11:29 / en 7 años

El banco de Caja Madrid y Bancaja tiene previsto salir a bolsa

MADRID (Reuters) - El Grupo Banco Financiero y de Ahorros (BFA), formado por el grupo de cajas fusionadas que lidera Caja Madrid y Bancaja, dijo el lunes que tiene previsto salir a bolsa para captar capital y cumplir con los niveles de solvencia exigidos recientemente por el Gobierno.

<p>El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, anunci&oacute; el lunes que el grupo de cajas fusionadas que lidera (BFA) tiene previsto salir a bolsa para captar capital y cumplir con los niveles de solvencia exigidos recientemente por el Gobierno. En la imagen, Rato habla durante su rueda de prensa de presentaci&oacute;n de resultados anuales, en Madrid el 31 de enero de 2011. REUTERS/Sergio Perez</p>

“Es intención del banco apelar al mercado, salir a bolsa, para cumplir niveles de ‘core capital’ del Gobierno”, declaró el lunes Rodrigo Rato, que es presidente de Caja Madrid y de BFA, integrado también por Caja Canarias, Caja Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja..

BFA, con activos de 328.000 millones de euros y un volumen de negocio de 485.900 millones, ya ha iniciado los trámites, tras haber contactado con inversores institucionales interesados en entrar en su capital y reforzar de esta manera su solvencia.

El grupo producto de la fusión liderada por Caja Madrid y Bancaja, con un patrimonio neto declarado de 10.660 millones de euros, dijo el lunes que en febrero comenzarán los trámites para sacar a bolsa al que será la tercera entidad financiera cotizada en España por activos.

Rato no quiso cifrar las eventuales necesidades de capital del nuevo grupo para cumplir con los nuevos requisitos del Gobierno hasta no conocer con detalle el real decreto de refuerzo del sistema financiero y tampoco quiso decir qué política iba a seguir el grupo con sus participaciones industriales en el banco hasta ver el texto legal definitivo.

BFA cuenta con una cartera de participadas valorada en 5.106 millones de euros, con datos del banco a 31 de diciembre. En función de si son consideradas en balance como financieras o industriales, las participaciones pueden consumir capital.

Entre sus participaciones destaca un 23 por ciento en Iberia, un 20 por ciento en Indra, un 15,74 por ciento en NHH, un 14,96 por ciento en Mapfre, un 5,76 por ciento en Iberdrola y un 5 por ciento en Enagás, entre otras.

Acuciadas por las nuevas normas anunciadas, las cajas han apresurado sus procesos de salida a bolsa. El Gobierno exigirá a las cotizadas un ‘core capital’ (capital básico) mínimo del ocho por ciento.

El banco, que anteriormente dijo que podría sacar del balance sus activos inmobiliarios, explicó que, entre provisiones y garantías, ha cubierto el 100 por 100 de su exposición dudosa a los sectores constructor e inmobiliario, que tienen una tasa de morosidad del 18 por ciento.

La Caixa anunció el jueves que contempla que su holding Criteria cotizado se convierta en un banco y que la nueva entidad catalana nazca sin los activos inmobiliarios. Además, Banca Cívica anunció este lunes su intención de salir a bolsa y el viernes pasado Unnim acordó iniciar los trámites para crear un banco.

La agencia Moody’s hizo una valoración positiva de los planes del Ejecutivo español para reforzar el sector financiero, si bien añadió que la confianza en el mercado sólo se conseguirá una vez que las entidades revelen el extremo de sus exposiciones al mercado inmobiliario.

BFA REFUERZA BALANCE ANTE SALIDA A BOLSA

Los trámites para salir a bolsa se realizan tras provisionar 9.200 millones de euros (6.440 millones con cargo a reservas) con el objetivo de sanear su balance y alcanzar un capital principal del 7,04 por ciento.

Del importe total de saneamientos, 5.900 millones corresponden a la cartera de crédito, 1.800 millones a inmuebles (ambos casos en un escenario de estrés) y otros 1.500 millones a carteras de valores.

“De esta forma, el Banco Financiero y de Ahorros inicia 2011 totalmente saneado y con un colchón adicional de provisiones genéricas de 1.578 millones de euros”, dijo el banco.

El esfuerzo de saneamiento en 9.200 millones excede en más de 2.000 millones de euros netos el importe del FROB (4.465 millones de euros), una diferencia que se ha cargado contra el patrimonio del grupo con el objetivo de hacer un esfuerzo mayor del exigido y anticipar el impacto de un posible escenario adverso.

El grupo cifró la financiación concedida a construcción y promoción inmobiliaria en 41.280 millones de euros, con una tasa de morosidad del 18 por ciento. Tiene cubierto el 81 por ciento de esta cantidad y el 100 por ciento de la considerada “dudosa”. La inversión crediticia total sube a 214.799 millones de euros.

El grupo, que ha cargado el coste total de la integración en las cuentas de 2010, ha cifrado en 500 millones de euros las sinergias a partir de 2013. El nuevo grupo considera que su financiación estable cubre el 106 por ciento de las necesidades de liquidez.

Con deuda emitida a 31 de diciembre por valor de 88.815 millones de euros, el grupo dice tener cubiertos los vencimientos de los próximos dos años (33.589 millones de euros) entre activos líquidos y capacidad de nueva emisión.

CAJA MADRID GANA UN 3,7% MENOS

El mismo día, Caja Madrid anunció que en 2010 obtuvo un beneficio neto de 256 millones de euros, un 3,7 por ciento menos que en el mismo período del anterior, en un contexto de caída de los márgenes de la banca y aumento de provisiones.

La entidad destinó 1.282 millones de euros para afrontar el deterioro de los activos inmobiliarios.

El grupo financiero terminó con un ‘core capital’ del 7,1 por ciento frente al 6,84 por ciento de 2009.

El Gobierno elevó la semana pasada del 6 al 8 por ciento el nivel mínimo de ‘core capital’ o capital base exigible a bancos y cajas. La ministra de Economía, Elena Salgado, precisó además el miércoles pasado que el ratio para las entidades no cotizadas se situaría entre el 9 y el 10 por ciento.

Caja Madrid acabó 2010 con una tasa de morosidad del 5,44 por ciento frente al 5,43 por ciento a cierre de septiembre.

La entidad madrileña destacó como dato favorable que el ejercicio pasado consiguió reducir el saldo de dudosos cercano a 500 millones, lo que supone una caída del 6,4 por ciento.

El grupo cerró 2010 con un beneficio atribuible proforma de 440 millones de euros y cerró el año con una tasa de mora del 6,34 por ciento y un ratio de cobertura del 61 por ciento.

Rato consideró que el resultado de 2011 sería mejor en que en 2010 gracias al esfuerzo de anticipación en provisiones más que a una mejora de la propia actividad bancaria.

A cierre de 2010, el margen de intereses proforma ascendió a 3.135 millones de euros, con un margen bruto de 6.049 millones de euros, un resultado de explotación antes de dotaciones de 2.966 millones de euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below