27 de enero de 2011 / 20:56 / en 7 años

El Gobierno vasco minimiza el impacto de la huelga general

<p>La huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas en el pa&iacute;s Vasco y Navarra el jueves en protesta por la reforma de las pensiones y el retraso de la edad de jubilaci&oacute;n a los 67 a&ntilde;os fue secundada por entre un 20 y un 30% de los trabajadores, con una mayor incidencia en las grandes empresas industriales y en el territorio de Guip&uacute;zcoa, seg&uacute;n los datos aportados por el Gobierno y los sindicatos. En la imagen, la manifestaci&oacute;n en Bilbao el 27 de enero de 2011.Joseba Etxaburu</p>

BILBAO (Reuters) - La huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas en el país Vasco y Navarra el jueves en protesta por la reforma de las pensiones y el retraso de la edad de jubilación a los 67 años fue secundada por entre un 20 y un 30% de los trabajadores, con una mayor incidencia en las grandes empresas industriales y en el territorio de Guipúzcoa, según los datos aportados por el Gobierno y los sindicatos.

A primera hora de la mañana se produjeron algunos cortes de carretera en Vizcaya como consecuencia de barricadas de neumáticos ardiendo, y la línea ferroviaria de Renfe entre Orduña y Amurrio, entre Vizcaya y Álava, se vio interrumpida durante algo más de hora y media después de que se lanzara un objeto a la vía.

Cuatro personas fueron detenidas, tres de ellas en Navarra por cortar el acceso a la planta de Volkswagen en Pamplona encadenándose en la carretera y una en un polígono industrial en la localidad vizcaína de Trápaga. Además, otras seis personas fueron imputadas en Vitoria por la Ertzaintza por cruzar contenedores y por desobediencia a la autoridad

La Ertzaintza cargó con material antidisturbios contra manifestantes en Bilbao después de que éstos lanzaran huevos contra las instalaciones de un centro comercial e intentaran agredir a un vigilante de seguridad. La policía vasca actuó también contra manifestantes en Vitoria que les lanzaron objetos.

Estas actuaciones policiales provocaron malestar entre los sindicatos. Desde Izquierda Unida su parlamentario, Mikel Arana, anunció que registrará en la Cámara vasca una petición de comparecencia del consejero de Interior Rodolfo Ares al considerar que los enfrentamientos "se podrían haber evitado", y que "pueden empañar la garantía gubernamental del derecho constitucional a la huelga".

En una comparecencia, el viceconsejero de Seguridad, Rafael Iturriaga explicó que se habían producido incidentes "de no excesiva gravedad", aunque sí destacó que "su número resulta desproporcionado con relación a la incidencia de la huelga en la Comunidad Autónoma Vasca".

SEGUIMIENTO

Según los datos aportados por el Gobierno vasco, el seguimiento de la huelga general en la Comunidad Autónoma Vasca fue del 13% en Álava, del 16% en Vizcaya y de casi un 30% en Guipúzcoa, con especial incidencia en la industria, la educación y en la administración con porcentajes de seguimiento de entre un 20 y un 22%.

Además se registró una mayor participación en la convocatoria de paro en empresas de transporte público como Eusko Tren (30-35%) o EITB con un seguimiento del 35%.

Los sindicatos convocantes, por su parte, en una rueda de prensa celebrada en Bilbao, destacaron el "amplio seguimiento" de la jornada de paro en el País Vasco, y la "significativa" incidencia de la huelga general en Navarra.

Según sus datos, el 61% de las empresas del sector industrial cerró sus puertas, sobre todo en Guipúzcoa donde el porcentaje se elevó al 78%. En Navarra la incidencia de la jornada de paro fue mayor en Sakana, en la zona norte y en el cinturón industrial de Pamplona.

En la enseñanza, según los datos sindicales, el paro tuvo un amplio seguimiento sobre todo en los centros públicos (65%) y las ikastolas (casi del 100%).

Por lo que respecta al comercio, la incidencia ha sido menor en Vitoria y Gasteiz y secundada mayoritariamente en las grandes superficies comerciales, muchas de las cuales han permanecido cerradas.

La patronal representada en Confebask habló de "fracaso" de la convocatoria y ofreció porcentajes de seguimiento de un 15% en Vizcaya, del 28% en Guipúzcoa y de un 8% en Álava.

MANIFESTACIONES

Los sindicatos celebraron manifestaciones a mediodía en las cuatro capitales con asistencia de miles de personas en cada una de ellas. En la de Bilbao, tomó la palabra el secretario general de ELA, "Txiki" Muñoz para recordar a los representantes políticos que lo son "por votos de los ciudadanos, no por los accionistas de los bancos", y exigirles "un no radical" a la reforma de las pensiones".

También intervino la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, quien exigió al PNV que rechace la reforma porque "no sirven abstenciones" a "la mayor agresión contra el sistema público de pensiones de los últimos 35 años".

La convocatoria de huelga general de este jueves es la tercera desde que el PSE accedió al Gobierno vasco y como en las otras ocasiones se realiza desde la división sindical.

La primera se produjo en mayo de 2009, convocada por las centrales abertzales, poco después de que Patxi López accediera a Ajuria Enea como lehendakari y tuvo como objeto protestar por su política económica calificada de "neoliberal" por las centrales.

La segunda convocatoria, en junio de 2010 con los sindicatos nacionalistas a los que sumó CCOO como protagonistas rechazaba la reforma laboral. La última huelga general se celebró en setiembre del pasado año y en este caso los convocantes fueron UGT y CCOO.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below