18 de enero de 2011 / 8:35 / hace 7 años

El silencio de Apple siembra dudas sobre la salud de Steve Jobs

SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - El hermetismo de Apple parece estar alimentando especulaciones sobre el estado de su consejero delegado Steve Jobs y sobre el destino de la firma tecnológica más valiosa del mundo, tras conocerse que se ha concedido al visionario cofundador de la empresa su tercera baja médica.

Apple prácticamente no informó sobre la situación de Jobs al anunciar el lunes su decisión de ausentarse temporalmente del trabajo. El ejecutivo sólo dijo que cogería una baja médica para poder centrarse en su salud.

“Quiero muchísimo a Apple y espero estar de vuelta tan pronto como pueda”, agregó Jobs, que en 2009 ya superó un cáncer de páncreas que le obligó a someterse a un trasplante de hígado.

“Mientras tanto, mi familia y yo apreciaríamos profundamente el respeto a nuestra intimidad”, dijo en un comunicado.

Apple destaca en el mundo de intriga y misterio de Silicon Valley, donde las reuniones están habitualmente precedidas de la firma de acuerdos de no divulgación.

Reconocida por su obsesión por la confidencialidad, el hermetismo de la firma empieza en Jobs y se extiende hacia los empleados de sus tiendas.

Los inversores han aceptado la afición de Apple por el misterio siempre y cuando las ganancias y nuevos dispositivos sigan llegando. Las acciones de Apple han estado subiendo durante gran parte de la década y ahora es la segunda mayor compañía de Estados Unidos por su valor de mercado.

Pero la falta de información tras la decisión de Jobs podría terminar desembocando en un eco de rumores y suposiciones en Silicon Valley y más allá.

PREOCUPACIÓN

La salud de Jobs ya desató un alud de especulaciones en verano de 2008, cuando el consejero delegado de Apple se presentó en un evento de la compañía con una apariencia demacrada.

Mucho antes de que Apple admitiera la gravedad de la enfermedad de Jobs, blogueros e importantes periódicos hablaron sobre su mal aspecto. En ese momento, la compañía dijo que el ejecutivo estaba luchando contra un “virus común” y más tarde calificó la salud de Jobs como un asunto privado.

Los foros sobre Apple en Internet registraron una gran actividad por parte de los dedicados pero preocupados admiradores, que especulaban sobre el estado de Jobs y le deseaban una pronta recuperación, incluso mientras se preguntaban si éste regresaría a su puesto.

Roger Kay, de Endpoint Technologies, argumentó que la salud del consejero delegado de Apple era sustancial para los inversores y se preguntó cómo la compañía había podido aplacar a la Comisión de Valores de Estados Unidos con sus divulgaciones anteriores.

“Podría decirse que no hay consejero delegado más valioso para su compañía que Steve Jobs. En una situación en la que precisamente es más sustancial, no tenemos ninguna información”, dijo.

Los expertos del gobierno corporativo han dicho que Apple no tiene la obligación de revelar la situación médica del ejecutivo. Pero algunos también han señalado que el caso de Jobs representa parte de un área gris, debido a su importancia para la compañía.

El ejecutivo está ampliamente considerado uno de los mejores consejeros delegados de los últimos tiempos.

“Apple es Steve y Steve es Apple”, dijo el analista Ashok Kumar, de Rodman & Renshaw. “Es un fino equilibrio, hay que respetar su privacidad, pero claramente, desde la perspectiva de un inversor, es negativo”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below