30 de diciembre de 2010 / 12:29 / hace 7 años

España subirá un 1,3% las pensiones y un 1,3% el salario mínimo

<p>El presidente del Gobierno espa&ntilde;ol, Jos&eacute; Luis Rodr&iacute;guez Zapatero, anunci&oacute; el jueves un incremento del 1,3 por ciento en las pensiones, alza que ser&aacute; de un 2,3 por ciento para las pensiones m&iacute;nimas para 2011. En esta imagen de archivo, Zapatero habla en el Palacio de la Moncloa en Madrid el 27 de noviembre de 2010. REUTERS/Juan Medina</p>

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el jueves un incremento del 1,3 por ciento en las pensiones para 2011, alza que será de un 2,3 por ciento para las pensiones mínimas, así como una subida del 1,3 por ciento en el salario mínimo interprofesional.

“Todas las pensiones tendrán una subida en el año 2011 del 1,3 por ciento, como consecuencia de la revalorización de las mismas en el año 2010 y además las pensiones mínimas, que afectan a 3.300.000 pensionistas, tendrán una subida del 2,3 por ciento”, dijo Zapatero en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Zapatero lanzó un nuevo mensaje para tranquilizar a los mercados al afirmar que el Ejecutivo socialista mantiene su intención de elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años para afrontar el reto del envejecimiento de la población.

“(El desafío demográfico) supone que nos sumemos a la reformas que se están haciendo en la mayoría de los países que sitúan la edad legal en 67 años, con flexibilidad”, dijo.

La Comisión del Pacto de Toledo aprobó el miércoles, aunque sin unanimidad, las recomendaciones para la reforma de las pensiones evitando expresamente la polémica pretensión del Gobierno de aumentar la edad de jubilación.

Zapatero dijo a mediados de diciembre que tendría en cuenta las recomendaciones de la comisión, aunque cargará con la responsabilidad de hacer reformas en el sistema de pensiones, incluyendo la propuesta del Ejecutivo de elevar la edad mínima de jubilación a los 67 años desde los 65 actuales.

EMPLEO Y DÉFICIT, GRANDES RETOS

EL presidente indicó que el cuarto trimestre tampoco mostrarías tasas negativas de crecimiento, aunque el incremento del PIB sería moderado.

“Los cuatro trimestres de 2010 la economía no ha tenido ninguno en signo negativo, por lo tanto considero que el cuarto trimestre también va a tener un crecimiento positivo”, dijo.

El presidente del Gobierno español dijo que en 2011 la economía española progresará en sus dos desequilibrios fundamentales, el empleo y el déficit público.

“Aún no hemos conseguido entrar en la senda de creación de empleo neto. Este es el gran objetivo que debemos hacer realidad en el próximo año”.

Asimismo, se mostró confiado en cuanto a la consecución de los objetivos de reducción de déficit que se ha fijado el Ejecutivo del 9,3 por ciento del PIB en 2010 y el 6 por ciento en 2011.

“Podemos decir que los objetivos de reducción de déficit se van a cumplir en 2010 y en 2011 a través de un gran esfuerzo”, dijo.

CONSOLIDAR LAS CAJAS

Zapatero además pidió a las cajas de ahorro españolas que fortalezcan su capital y mejoren su transparencia una vez finalizada la reestructuración del sistema, que ha reducido a un tercio las cajas existentes mediante fusiones.

“Ha habido un proceso de reestructuración de cajas que se ha completado a 24 de diciembre, pero no ha concluido, la tarea para las cajas pasa por la transparencia (...) pasa por que activen todas las posibilidades que la ley les da para el fortalecimiento de su capital y porque terminen el proceso de reestructuración”, dijo.

Con la reforma de la ley de cajas llevada a cabo durante el año, estas entidades financieras podrán acudir a los mercados para fortalecer su capital, incluso con operaciones de salida a Bolsa.

“El primer y el segundo trimestre serán definitivos para nuestro sistema financiero”, agregó el presidente del Gobierno.

Aunque el proceso de reestructuración del sistema con las operaciones de integración y fusión ha reducido drásticamente el número de entidades del sistema, los expertos consideran que ahora debe llevarse a cabo una segunda reestructuración que adecúe la capacidad de estas entidades, con medidas como el cierre de oficinas.

Los planes de integración de las cajas, supervisadas por el Banco de España, contemplan la reducción de entre un 12 y 14 por ciento de las plantillas y en torno a un máximo de un 20 por ciento de cada red, según fuentes sindicales.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below