24 de diciembre de 2010 / 10:02 / hace 7 años

Toyota zanja una demanda por un choque en EEUU con 10 millones

LOS ÁNGELES, EUUU (Reuters) - Toyota acordó pagar 10 millones de dólares (unos 7,1 millones de euros) para resolver fuera del tribunal la demanda de la familia de un policía estatal de California y tres parientes cuyo accidente de tráfico mortal impulsó una revisión masiva de vehículos por parte del fabricante automovilístico, dijeron abogados el jueves.

<p>Toyota acord&oacute; pagar 10 millones de d&oacute;lares (unos 7,1 millones de euros) para resolver fuera del tribunal la demanda de la familia de un polic&iacute;a estatal de California y tres parientes cuyo accidente de tr&aacute;fico mortal impuls&oacute; una revisi&oacute;n masiva de veh&iacute;culos por parte del fabricante automovil&iacute;stico, dijeron abogados el jueves. Imagen de un logo de un Lexus en un concesionario de Toyota en Tokio el 24 de julio, cuando la empresa notific&oacute; las revisiones de sus coches. REUTERS/Issei Kato</p>

La demanda de la familia, presentada en marzo en el tribunal superior de San Diego, forma parte de una ola de litigios vinculados a la responsabilidad de productos y homicidio culposo contra Toyota Motor y sus subsidiarias por quejas de aceleración súbita e involuntaria en sus vehículos.

Pero el choque del 28 de agosto de 2009 cerca de San Diego de un sedán Lexus ES 350 conducido por el oficial de la patrulla de carreteras de California Mark Saylor cuando estaba fuera de servicio recibió una intensa atención de los medios y renovó el escrutinio gubernamental ante problemas de seguridad que llevó a la revisión de más de 6,5 millones de vehículos de Toyota en Estados Unidos.

Esas retiradas en 2009 y 2010 fueron ordenados por Toyota para reparar alfombrillas mal ajustadas que atascaban los aceleradores, y pedales que no retrocedían de acuerdo a su diseño.

La cifra del acuerdo en el caso Saylor había sido mantenida en secreto desde que fue alcanzada en septiembre. Pero fallando a favor de los medios de comunicación, el juez en la causa ordenó el lunes que la suma fuera hecha pública, y dos abogados relacionados con el caso revelaron la cantidad a Reuters antes de que una versión no censurada de los documentos del acuerdo fuera presentada en la corte.

La Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico en las Autopistas está investigando noticias de que hasta 89 muertes en accidentes desde 2000 podrían estar relacionadas con aceleraciones súbitas y no intencionadas en Toyotas y su marca de lujo Lexus.

Pero el caso de Saylor ha destacado, y llevó incluso a que el presidente de la compañía japonesa y nieto del fundador, Akio Toyoda, hiciera llegar sus condolencias a la familia.

Según la demanda, Saylor conducía el vehículo con su mujer, su hija de 13 años y un cuñado cuando el coche “empezó a acelerar por sí solo” y se fue fuera de control a pesar de los intentos del agente de “frenar y de hacer todo lo posible para parar” el coche. El vehículo alcanzó los 190 kilómetros por hora antes de chocar contra otro, atravesar una valla, dar contra el arcén y salir volando, dando varias vueltas de campana en un campo hasta finalmente incendiarse.

Los últimos momentos de la familia antes del choque fueron grabados en una llamada frenética de emergencia al 911 del cuñado de Saylor, Christopher Lastrella, en la que contó que “nuestro acelerador se ha atascado (...) estamos en un problema (...) no hay frenos”.

Según los investigadores del sheriff del condado de San Diego, el accidente se produjo probablemente porque el pedal del embrague se atascó con una alfombrilla diseñada para un vehículo de mayor tamaño pero puesta por el concesionario de Lexus en el sedán alquilado a Saylor. Sin embargo, el informe del accidente dijo que “otras posibilidades de aceleración no intencionada, eléctricas o mecánicas, no podían explorarse por los daños catastróficos al vehículo”.

El abogado John Gomez, que representa a los demandantes, dijo que el acuerdo extrajudicial les permitirá seguir el caso contra el concesionario, Bob Baker Lexus y que pedirán “mucho más de 10 millones de dólares contra Bob Baker” al considerarlo “la parte abrumadoramente responsable”.

Toyota no hizo declaraciones sobre el acuerdo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below