22 de diciembre de 2010 / 16:43 / en 7 años

Huelga en Grecia antes de la votación de los presupuestos

ATENAS (Reuters) - Miles de personas salieron a las calles de Atenas el miércoles para protestar contra los presupuestos de 2011, que imponen más medidas de austeridad en un país ahogado por las deudas, pero el Parlamento tenía previsto aprobar la ley de todos modos.

<p>Miles de personas salieron a las calles de Atenas el mi&eacute;rcoles para protestar contra los presupuestos de 2011, que imponen m&aacute;s medidas de austeridad en un pa&iacute;s ahogado por las deudas, pero el Parlamento ten&iacute;a previsto aprobar la ley de todos modos. Imagen de un huelguista con una bandera griega pasando ante unos antidisturbios que vigilan la sede del Parlamento en el centro de Atenas el 22 de diciembre. REUTERS/Yannis Behrakis</p>

El transporte público se paralizó en la capital mientras unos 3.000 manifestantes protestaron pacíficamente frente al Parlamento gritando “No podemos soportarlo más”.

“No tenemos esperanza, nos estamos ahogando”, declaró Apostolos Kostopoulos, de 46 años, un técnico de la Corporación de Energía Pública, cuyo salario fue recortado. “El Parlamento vota hoy un presupuesto que sumirá a la gente más en la pobreza”, dijo, mientras otros ondeaban una gran bandera griega cubierta por etiquetas de “Se vende”.

Otros 2.000 personas acudieron a otra manifestación anticrisis, pero la participación global fue mucho menor que en citas anteriores. Algunos griegos se cuestionaron el objetivo de las incontables huelgas y manifestaciones de este año, que no han conseguido que el Gobierno se desvíe del plan de austeridad demandado por el rescate de la UE y el FMI.

“No estamos de acuerdo con la austeridad, pero nada va a cambiar. El Gobierno no cambiará las políticas porque salgamos a las calles”, dijo Susanna Apostolaki, una secretaria de 43 años.

Los presupuestos incluyen nuevas alzas de impuestos y recortes del gasto que no han conseguido calmar los temores sobre la capacidad del país de salir de una crisis de deuda que ha sacudido a toda la zona euro. Fitch dijo el martes que podría rebajar el rating de crédito de Grecia el próximo mes al nivel de basura.

También incluyen recortes de salarios en empresas estatales para que Grecia vuelva a estar en línea con los términos del rescate de la UE y el FMI acordados en mayo, tras algunas demoras este año.

Analistas han advertido de que las medidas adicionales dañarán la economía aún más sin dar garantías de que el país evite una reestructuración para lidiar con la creciente deuda.

Los principales sindicatos del sector público y privado convocaron a una huelga de 3 horas desde las 10:00 GMT a las 13:00 GMT en Atenas, pero no había disponible una estimación de participación.

SE PREVÉ SU APROBACIÓN

El Gobierno tiene 156 de los 300 escaños en el Parlamento y se espera que los presupuestos sean aprobados a pesar del creciente descontento entre las filas del partido gobernante PASOK.

Los conductores de buses y trenes subterráneos en Atenas han realizado huelgas intermitentes durante dos semanas, manteniendo a los compradores navideños alejados del centro de la ciudad, sumando una preocupación para los minoristas golpeados por la recesión.

El Gobierno amenazó el miércoles con romper las huelgas del transporte público, invocando leyes de emergencia que utilizó anteriormente este año para disolver medidas similares de conductores de camiones y otros trabajadores del transporte.

“Todos tienen que mostrar responsabilidad (...) el Estado tiene todos los poderes que necesita para proteger los intereses del público”, dijo el portavoz gubernamental George Petalotis en una entrevista en televisión.

Los socialistas, que después de llegar al poder el año pasado revelaron un creciente déficit presupuestario, se han enfrentado al descontento público y han adoptado medidas draconianas para cumplir los términos del rescate.

El Gobierno redujo los salarios del sector público en un 15 por ciento, aumentó la edad de jubilación, congeló las pensiones, redujo el gasto público, pero no ha logrado aumentar la recaudación de impuestos tanto como deseaba, a pesar del fuerte aumento del IVA.

Los prestamistas de Grecia han dicho que el país está en general en camino a cumplir su programa fiscal, pero necesita acelerar las reformas y aumentar los recortes al presupuesto el próximo año.

En parte como resultado de las medidas, la economía se reduciría un tres por ciento el próximo año después de una caída del 4,2 por ciento en 2010, con el desempleo aumentando a un récord del 14,6 por ciento desde un estimación de 12,1 por ciento este año.

Grecia apunta a un déficit del 7,4 por ciento del PIB el próximo año, frente a cerca del 9,4 por ciento este año.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below