3 de diciembre de 2010 / 9:18 / hace 7 años

Samsung asciende al hijo del presidente a consejero delegado

SEÚL (Reuters) - Samsung Electronics ascendió a Jay Y. Lee, hijo del presidente, como nuevo consejero delegado en un decisión que refuerza el control de la familia sobre el mayor fabricante de procesadores del mundo mientras trata de frenar la ralentización de su crecimiento.

Las acciones de la empresa más valiosa de Asia, con una capitalización bursátil de 120.000 millones de dólares, cerraron con una subida del 4,1 por ciento a una cifra récord, ante las esperanzas de que el cambio pueda impulsar el crecimiento de una empresa que está teniendo problemas ante la fuerza de Apple en el mercado de los móviles avanzados.

Su presidente, Lee Kun-hee, el hombre más rico de Corea del Sur, puede haber hecho su apuesta más arriesgada hasta ahora con el ascenso de su hijo de 42 años, del que los analistas dicen que todavía no ha dejado su impronta en la compañía.

“Con este cambio en la directiva y la promoción de la generación más joven de la familia en el poder, se ha dado alguna claridad, en el sentido de que los inversores tienen una percepción de dónde se dirige el grupo y sus afiliados”, dijo Kang Sun-sik, gestor senior de fondos de Woori Asset Management, que tiene acciones en Samsung Electronics.

Se ha considerado desde hace tiempo que el joven Lee, casi tan huidizo como su padre, estaba siendo preparado para dirigir el Grupo Samsung, fundado por su abuelo en los años 30. Sin embargo, no le resultará fácil estar a la altura de la actuación de su padre, que contribuyó a que Samsung superara a Hewlett- Packard como la mayor empresa de tecnología del mundo y ha tenido unos resultados récord cada trimestre de este año, superando incluso las estimaciones más optimistas.

Samsung Electronics es propiedad en un 50 por ciento de inversores extranjeros.

Antes de ser ascendido, su padre, de 68 años, había dicho repetidamente que Samsung necesita una gestión ágil y con jóvenes talentos capaces de afrontar los mercados que cambian rápidamente, y que este año habría un importante cambio en la dirección .

Además, su hija Lee Boo-jin, ha sido ascendida a presidenta y consejera delegada de Hotel Shilla, también del grupo.

El grupo empresarial familiar (‘chaebol’, como se les conoce en Corea) fue punta de lanza en el crecimiento de un país que pasó de las ruinas tras la Segunda Guerra Mundial a convertirse en la cuarta mayor economía de Asia en poco más de una generación. Sin embargo, su expansión alimentada de deuda fue considerada responsable de haber llevado a Corea al borde de la bancarrota en la crisis asiática de finales de los 90.

El modelo también fue atacado por su falta de transparencia y por crear fondos de reserva, pero su rápida ejecución y sus atrevidos planes de inversión han permitido al negocio familiar mantenerse por delante de la competencia en la reciente crisis financiera.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below