30 de noviembre de 2010 / 7:02 / hace 7 años

El Banco de Portugal ve vital un ajuste fiscal para sus bancos

LISBOA (Reuters) - Los bancos de Portugal podrían afrontar un “riesgo intolerable” si el país no logra consolidar sus finanzas públicas, advirtió el Banco de Portugal, instando al sector a reforzar su capital en los próximos años.

El Gobierno socialista incluyó estrictas medidas de austeridad en el presupuesto del próximo año para recortar su déficit fiscal y despejar la inquietud entre los inversores de que Lisboa pueda convertirse en el próximo miembro de la zona euro que necesite un rescate, después de Grecia e Irlanda.

Pero la ejecución del presupuesto ha sido deficiente en lo que va de este año, con el déficit estructural del sector estatal incrementándose un 1,8 por ciento en los primeros 10 meses.

En su informe sobre estabilidad financiera, el Banco de Portugal dijo que un fracaso en consolidar las finanzas públicas portuguesas pondría en riesgo al sector bancario, especialmente si la crisis de deuda soberana continúa en Europa.

“El riesgo se volverá intolerable si no vemos la aplicación de medidas que consoliden las finanzas públicas de una manera creíble y sostenible”, indicó el reporte.

El Banco de Portugal reiteró que las medidas de austeridad, que incluyen alzas de impuestos y recortes salariales en el sector público, tendrían un impacto recesivo en la economía el próximo año, aunque señaló que el impacto podría ser mitigado por la demanda externa de productos portugueses.

Un bajón económico afectaría la calidad de los activos bancarios, con menos crédito para las compañías y hogares, cuyos ingresos se prevé que caerían.

“Dadas las perspectivas de la economía portuguesa, reforzar (...) las provisiones para pérdidas en las carteras de crédito, y, sobre todo, reforzar el capital del sistema bancario son medidas esenciales para asegurar que este sea resistente a las sacudidas adversas”, señaló el documento.

El informe también dijo que los bancos deben hallar nuevas estrategias para aprovechar los recursos de sus clientes para reducir los riesgos de liquidez, en momentos en que ya no pueden acudir al mercado de financiación interbancario por la inquietud sobre la periferia de la zona euro.

Como resultado, los bancos se han vuelto dependientes de la financiación del Banco Central Europeo (BCE).

El Banco de Portugal dijo que, aunque los costes de solicitar crédito han disminuido en el último tiempo, aún tienen una “magnitud muy significativa” y que los bancos portugueses “dependen con fuerza” de la financiación del BCE.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below