19 de noviembre de 2010 / 12:14 / en 7 años

Más problemas para Foxconn en China por los salarios

FOSHAN, China (Reuters) - El fabricante chino de productos electrónicos Foxconn, clave en la producción del iPhone y el iPad de Apple, se ha visto afectado por una nueva disputa de personal, y los empleados dicen que llevaron a cabo esta semana una protesta por los salarios y los planes de reubicación.

Trabajadores de la filial Foxconn Premier Image Technology (China) en Foshan, cerca de la próspera metrópolis de Guangzhou, dijeron a Reuters el viernes que había habido una gran protesta esta semana por los salarios.

“La calle entera estaba llena de trabajadores”, dijo un trabajador, sentado a horcajadas en una pequeña motocicleta a las puertas de la fábrica.

“Habría quizás seis o siete mil”, dijo el trabajador, que no quiso ser identificado. “No estamos satisfechos”, añadió.

Otros trabajadores a las puertas de la fábrica hablaron de demandas de sueldos significativamente mayores, además de la oposición a los planes para reubicar a algunos trabajadores en fábricas del interior.

Foxconn se ha esforzado por limpiar su imagen tras una serie de supuestos casos de suicidio en sus plantas del sur de China. La compañía ha prometido mejorar las condiciones laborales y ha subido los sueldos.

Muchas fábricas que operan en China se han ido trasladando de las regiones costeras, como Guangdong (Cantón) y Fujian a áreas interiores, donde los costes laborales y de terreno son más bajos.

El Grupo de Tecnología Foxconn, en el que se integran Hon Hai y Foxconn International como sus filiales, invertirá 2.000 millones de dólares en una nueva planta en Chengdu, en el oeste de China, dijo el gobierno de la ciudad el mes pasado.

Un portavoz de Hon Hai negó que hubiera ninguna acción industrial organizada, pero dijo que algunos trabajadores se habían unido para pedir salarios más elevados. No quiso hacer comentarios sobre cuántos trabajadores estaban implicados.

Los trabajadores en Foshan dijeron que la dirección no había acordado ninguna demanda y en su lugar amenazaron con despedir a los trabajadores que se pusieran en huelga.

“Sacaron una nota en la que decía que si hacemos huelga nos despedirán”, dijo otro trabajador.

Según un empleado, la fábrica paga un salario base de 1.100 yuanes (unos 122 euros) al mes, que, añadió, es menos de lo que Foxconn había prometido pagar a sus trabajadores cuando subió los sueldos recientemente.

El salario neto, tras las horas extra y las deducciones de seguridad social, es de aproximadamente 2.000 yuanes al mes.

Otros trabajadores parecían nerviosos y no hicieron comentarios cuando se les preguntó por la disputa.

La planta de Foshan emplea a aproximadamente 20.000 personas, según los trabajadores, bastante por debajo de las grandes instalaciones de Foxconn en Shenzhen al otro lado del delta del río Perla, que emplea a varios centenares de miles de trabajadores.

Una serie de huelgas en China afectaron principalmente a las compañías japonesas y a sus proveedores hace varios meses, sacando a la luz los bajos salarios y a menudo las difíciles condiciones de los trabajadores chinos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below