16 de noviembre de 2010 / 17:08 / hace 7 años

Fuentes de la UE ven improbable una decisión sobre Irlanda hoy

BRUSELAS (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la zona euro están tratando de encontrar una salida a la crisis fiscal irlandesa en una reunión el martes por la tarde, aunque no se prevé una solución en el día según fuentes de la UE.

<p>Los ministros de Finanzas de la eurozona probablemente no adoptar&aacute;n una decisi&oacute;n sobre Irlanda en su reuni&oacute;n del martes, dijeron fuentes de la eurozona despu&eacute;s de que responsables financieros mantuviesen una reuni&oacute;n previa a la cita. En la imagen, la ministra de Econom&iacute;a de Francia, Christine Lagarde escucha a su hom&oacute;logo alem&aacute;n Wolfgang Schaeuble en Bruselas, el 16 de noviembre de 2010 en Bruselas. REUTERS/Fran&ccedil;ois Lenoir</p>

Dublín se encuentra bajo presión del Banco Central Europeo y sus socios de la zona euro para que tome una rápida decisión sobre solicitar ayuda, en medio de las señales de que sus problemas podrían estar propagándose a Portugal e incluso podrían generar problemas en países más grandes.

Los ministros probablemente no adoptarán una decisión sobre Irlanda en su reunión del martes, dijeron fuentes de la eurozona después de que responsables financieros mantuviesen una reunión previa a la cita.

“No va a pasar nada esta noche”, dijo a Reuters una fuente de la eurozona próxima a uno de los responsables oficiales en línea con otras manifestaciones de fuentes de la UE.

“No hay indicaciones ni del momento ni de la magnitud (de cualquier decisión) y ni siquiera de si sucederá algo”, añadió.

Los ministros de Finanzas podrían emitir un comunicado sobre Irlanda, dijeron las fuentes, aunque no era previsible que incluyese medidas específicas para proporcionar asistencia financiera.

En una intervención parlamentaria, el primer ministro de Irlanda, Brian Cowen, insistió en que el país no ha apelado a la ayuda de la UE y añadió que las conversaciones con la UE se referían a cuestiones que afectaban a la generalidad de la eurozona, no sólo a Irlanda.

Mientras, el diario Wall Street Journal dijo que altos cargos europeos están sopesando un plan de rescate para Irlanda de entre 80.000 y 100.000 millones de euros y, separadamente, otra ayuda de importe inferior para su presionado sistema bancario.

El Fondo Monetario Internacional también jugaría un papel en el rescate, según la información del diario, que cita fuentes no identificadas.

MECANISMO DE AYUDA A LOS BANCOS

El Gobierno irlandés, que trata de proteger su reducida mayoría parlamentaria, sostiene que está hablando con sus colegas europeos sobre un mecanismo que dé estabilidad a sus bancos, pero niega que el Estado requiera un rescate para evitar que sus problemas se contagien a otros países.

“Esperaría que después de la reunión del Ecofin (de ministros de Finanzas de la zona euro) de esta tarde y mañana haya más lógica en este asunto”, dijo el ministro irlandés de Asuntos Europeos, Dick Roche, a la radio BBC.

“No hay razón para que iniciemos un rescate del FMI (Fondo Monetario Internacional) o de la UE”.

El primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude-Juncker, quien preside el encuentro del martes en Bruselas, dijo que Irlanda no estaba cerca de pedir un rescate como el obtenido por Grecia, que estaría condicionado a estrictas medidas de austeridad.

Pero según la oposición irlandesa, ya hay conversaciones en marcha.

Varios gobiernos, entre ellos Finlandia y Francia, afirmaron que Dublín no puede recibir créditos para apuntalar a su banca de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas en inglés) o del más pequeño Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSM) sin suscribir un programa total de ajuste de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, dijeron fuentes de la zona euro.

“Las normas de estos dos sistemas de ayuda (...) no son ambiguas, el país debe comprometerse a un estricto programa de ajuste, que eliminará la causa original”, dijo Martti Salmi, asesor del ministro de Finanzas finlandés.

Finlandia, que requiere la aprobación parlamentaria para contribuir a un rescate del EFSF, afirma que Irlanda sólo puede pedir ayuda si su Gobierno es incapaz de ir al mercado en busca de fondos, y todo crédito de Europa debe ser garantizado con los activos bancarios irlandeses sanos, agregaron las fuentes.

Irlanda cuenta con financiación hasta mediados de 2011, pero los rendimientos de sus bonos han subido durante la última semana y el acceso a los mercados de capital de los bancos del país, que cuentan con garantías estatales, se ha visto restringido, dependiendo únicamente de los fondos del BCE.

Esto ha contribuido a un alza en los costes de endeudamiento de otros países de la llamada periferia de la zona euro, como España y Portugal.

El secretario de Estado de Hacienda español, Carlos Ocaña, salió a presionar a Irlanda para que tome rápido una decisión sobre su crisis, para despejar la inquietud que pesa sobre los mercados de deuda.

“Lo importante es que Irlanda tome una decisión lo antes posible”, dijo Ocaña a periodistas.

El mercado atribuye parte de la reticencia a pedir ayuda de la coalición de Gobierno irlandesa a unas elecciones locales del 25 de noviembre, así como al argumento del Gobierno de preservar su soberanía.

Fuentes de la UE sostienen que la posible ayuda para Irlanda fluctúa entre los 45.000 y 90.000 millones de euros, dependiendo de si Dublín necesita ayuda para sus bancos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below