10 de noviembre de 2010 / 17:02 / hace 7 años

El Ibex-35 cierra con caídas por la banca y temores de la deuda

MADRID (Reuters) - La bolsa española cerró el miércoles con una caída superior al 1,5 por ciento, arrastrada por la debilidad de los dos grandes bancos españoles, en medio de renovados temores a que se extiendan los problemas de la deuda de los países periféricos de la zona euro.

“España no ha logra quitarse de encima la etiqueta de país periférico de la eurozona cuando vuelven los temores sobre el estado de salud de la deuda de estos países. Tras volver el verano pasado la confianza al sistema financiero español una vez superadas las pruebas de resistencia, los temores sobre la estabilidad de Irlanda acaban de nuevo afectando a España”, dijo José Luis Barrera, director de análisis de Banesto Bolsa.

Las preocupaciones por el riesgo soberano de la eurozona ante el temor sobre las finanzas públicas de Irlanda sacudió en la tarde del miércoles nuevamente a los mercados europeos.

En este escenario, la prima de riesgo española se llegó a disparar el miércoles hasta el entorno de los 213 puntos básicos.

Los dos grandes bancos españoles cayeron algo más que la media europea por las incertidumbres añadidas sobre la economía y las finanzas públicas españolas. Santander retrocedió un 2,94 por ciento y BBVA, un 2,71 por ciento, mientras el índice bancario europeo DJ Stoxx se dejó casi un 1,8 por ciento.

Al cierre, el Ibex-35 mostró un descenso del 1,68 por ciento a 10.235,4 puntos.

En tanto, el índice general de la Bolsa de Madrid se desinfló un 1,71 por ciento a 1.047,39 unidades.

Las bolsas mundiales ya venían cotizando con descensos en un ambiente de tensión por los desequilibrios globales antes de la reunión del G20 en Seúl.

En el contexto de lo que algunos denominan una “guerra de divisas” mundial, la atención se dirigía a la reunión del G20 en Seúl esta semana, tanto por las exigencias a China para que permita una mayor apreciación del yuan como por las acusaciones de depreciación indirecta del dólar lanzadas contra EEUU.

El miércoles, las bolsas chinas sufrieron descensos tras conocerse que China elevará las reservas exigibles a las entidades financieras con el fin de evitar un recalentamiento de su economía, al tiempo que se conoció un dato de importaciones inferiores a lo esperado, lo que lastraba los precios de las materias primas.

El sector bancario europeo ya mostró descensos antes de renovarse los temores por las preocupaciones de la deuda de la eurozona mientras se espera que el G20 determine en su reunión del jueves y el viernes qué bancos son considerados “de importancia sistémica” y por lo tanto necesitarían ceñirse a unas medidas de protección adicionales.

La debilidad de las materias primas pesó sobre Repsol, que cayó un 1,79 por ciento, así como sobre el grupo de servicios para el sector del gas y petróleo Técnicas Reunidas, que se dejó un 0,72 por ciento.

También descendieron las siderúrgicas ArcelorMittal, un 1,41 por ciento, y Acerinox, un 1,7 por ciento.

Entre los pesos pesados del mercado, Telefónica retrocedió un 1,32 por ciento, Iberdrola cayó un 0,86 por ciento e Inditex un 1,98 por ciento.

En cambio, las mayores ganancias se las anotaron las acciones de ACS. Sus títulos sumaron un 1,16 por ciento a 37,430 euros a la espera de que se presente el folleto de su oferta pública de adquisición (OPA) sobre la alemana constructora alemana Hochtief.

Indra también destacó con una ganancia del 1,09 por ciento a 13,900 euros después de que la compañía dijera que espera crecer en 2011 de manera similar a lo que lo hará en 2010, sin concretar previsiones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below