10 de noviembre de 2010 / 11:41 / hace 7 años

La UE quiere modernizar la red energética con un billón de euros

BRUSELAS (Reuters) - El comisario europeo de Energía, Günther Öttinger, emitió el miércoles una advertencia sobre las importaciones europeas de gas y petróleo y desveló una estrategia para invertir un billón de euros durante la próxima década con la que reforzar las redes energéticas europeas y reforzar la solidaridad.

<p>El comisario europeo de Energ&iacute;a, G&uuml;nther &Ouml;ttinger, emiti&oacute; el mi&eacute;rcoles una advertencia sobre las importaciones europeas de gas y petr&oacute;leo y desvel&oacute; una estrategia para invertir un bill&oacute;n de euros durante la pr&oacute;xima d&eacute;cada con la que reforzar las redes energ&eacute;ticas europeas y reforzar la solidaridad. Imagen de &Ouml;ttinger en la rueda de prensa en la que present&oacute; el plan el 10 de noviembre en Bruselas. REUTERS/Yves Herman</p>

Öttinger dijo que intereses nacionales obtusos han prevalecido durante demasiado tiempo, y pidió a los dirigentes europeos que respalden su plan en la primera cumbre de energía de la UE, que tendrá lugar el 4 de febrero del año que viene.

“A pesar de (que ha habido) graves crisis de suministro que han actuado como llamadas de atención, exponiendo la vulnerabilidad europea, sigue sin haber un enfoque común”, dijo el documento estratégico titulado “Energía 2020”. “Posponer estas decisiones tendrá unas repercusiones incalculables sobre la sociedad”.

Su propuesta se conoce al día siguiente de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) augurara que los suministros mundiales de petróleo alcanzarían su punto máximo alrededor de 2035, cuando los precios del crudo excederán los 200 dólares el barril, desatando una pelea por las fuentes alternativas de energía.

“El mercado internacional para los suministros de petróleo podría ajustarse mucho antes de 2020, lo que significa que es importante que los consumidores europeos aumenten sus esfuerzos para reducir la demanda de petróleo”, afirmó el documento.

Pero los obstáculos a esta visión de unidad europea quedaron claros el miércoles, cuando se supo que Alemania, de donde procede el comisario, está presionando para debilitar una propuesta de la UE de objetivos de eficiencia en el combustible para algunos vehículos. De ese modo pretende proteger los intereses comerciales de grandes empresas alemanas como Daimler o Volkswagen, dijo una fuente europea.

Öttinger pidió a los jefes de Gobierno que cedan el control de las competencias en energía, celosamente protegidas, y que “europeícen” su actitud en el interés de los 500 millones de habitantes de los 27 estados miembros.

“En los próximos 10 años, se necesitan unas inversiones en infraestructuras energéticas en la UE por valor de un billón de euros”, añadió. El dinero procedería de los contribuyentes y de las propias compañías.

Una prioridad es vincular las redes de gas y electricidad en los Veintisiete de forma que ningún estado pueda verse privado de energía, como sucedió cuando las importaciones de gas ruso a través de Ucrania fueron interrumpidas durante tres semanas de enero en 2009.

“En 2015, ningún estado miembro debería estar aislado”, dijo el documento estratégico.

EFICACIA ENERGÉTICA

Las facturas de la luz van a verse presionadas al alza debido a las enormes inversiones en fuentes energéticas ecológicas, como las turbinas de viento en el mar del Norte o los paneles solares en el Mediterráneo, pero eso podría mitigarse con una actuación decidida en favor de la eficiencia energética.

La estrategia será respaldada por leyes vinculantes en los próximos años, junto con incentivos para ayudar a los propietarios de viviendas y autoridades locales a renovar los edificios mal aislados para reducir las facturas energéticas.

Los ahorros podrían llegar a 1.000 euros anuales por familia, según el texto.

Öttinger dijo que pronto propondrá algunas de las primeras normas comunitarias vinculantes sobre eficiencia energética, obligando a las autoridades a priorizar esta cuestión cuando paguen por vehículos, servicios o instalaciones - un área que supone el 16 por ciento de todo el gasto de la UE, es decir, alrededor de 1.500 billones de euros.

La idea de una infraestructura europea unida no es nueva, ni lo es la de liberalizar los mercados de gas y la electricidad, pero el compromiso de Öttinger nunca estuvo garantizado dado que la canciller alemana Angela Merkel, que encabeza el partido conservador al que pertenece, hizo campaña en 2008 para debilitar la legislación.

La Comisión Europea ha lanzado más de 40 demandas contra gobiernos europeos por no liberalizar los mercados energéticos. El comisario ha propuesto también reducir la burocracia, acelerando los permisos y eliminando obstáculos.

El eurodiputado Claude Turmes dijo que el plan tiene una “sorprendente inclinación pronuclear” y que no hace lo suficiente para poner las energías renovables en el centro de la política europea.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below