23 de octubre de 2010 / 8:40 / en 7 años

El G-20 alcanza un acuerdo clave sobre el FMI

GYEONGJU, Corea Del Sur (Reuters) - Los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 alcanzaron un acuerdo histórico el sábado para aumentar el poder de los países en vías de desarrollo en el Fondo Monetario Internacional (FMI), aún cuando no consiguieron ponerse de acuerdo para un amplio reajuste económico mundial.

<p>Los ministros de Finanzas del G-20 alcanzaron un acuerdo hist&oacute;rico el s&aacute;bado para aumentar el poder de los pa&iacute;ses en v&iacute;as de desarrollo en el Fondo Monetario Internacional (FMI), a&uacute;n cuando no consiguieron ponerse de acuerdo para un amplio reajuste econ&oacute;mico mundial. Foto de familia con los ministros y gobernadores de bancos centrales reunidos el 22 de octubre en Gyeongju, Corea del Sur. En la fila delantera, y de izq. a dcha. se puede ver l vicegobernador del Banco de Canad&aacute; John D. Murray, al gobernador del Banco Central franc&eacute;s, Christian Noyer, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, y la ministra espa&ntilde;ola de Econom&iacute;a, Elena Salgado. REUTERS/Kim Jae-Hwan/Pool</p>

El acuerdo del FMI fue calificado por su director, Dominique Strauss-Kahn. como un momento “histórico” en el que Europea cederá dos escaños de los 24 que controla en la junta de la entidad a poderosas naciones en desarrollo y les transferirá un seis por ciento de sus votos.

“Esta representa la mayor reforma en la forma cómo se rige la institución”, dijo a la prensa Strauss-Kahn, quien encabeza el organismo que agrupa a 187 naciones.

El G-20 acordó hace un año traspasar al menos un cinco por ciento de los derechos de votación del FMI a economías emergentes como India y Brasil, cuya influencia dentro del organismo no ha ido a la par con su emergencia como importantes motores del crecimiento global.

Pese al sorprendente acuerdo sobre el FMI, que no se esperaba hasta que los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 se reúnan en Corea del Sur el mes próximo, los esfuerzos para fijar metas numéricas para los actuales déficits de cuenta corriente se toparon con una dura resistencia.

Los esfuerzos por endurecer los términos en el comunicado final para presionar a los mercados emergentes a que acepten una apreciación significativa a corto plazo de sus monedas no rindió frutos y todo lo que los países ofrecerán será abstenerse de las “devaluaciones competitivas”.

“Estamos todos comprometidos a movernos hacia tasas de tipos de cambio determinadas por el mercado y que reflejen los fundamentos estructurales, y abstenernos de una devaluación competitiva”, dijo un funcionario, que habló en condición de anonimato.

La ausencia de un compromiso más fuerte de países como China y Corea del Sur posiblemente golpeará al dólar, dijeron economistas.

Un funcionario estadounidense dijo separadamente a Reuters que Washington no esperaba que su propuesta de fijar metas numéricas a los balances externos sea mencionada en el comunicado del G-20.

El funcionario estadounidense dijo que Washington sabía que incluir metas específicas para los desequilibrios en esta etapa sería rechazado por una serie de países con superávits comerciales estructuralmente altos, incluyendo Alemania e importantes exportadores de materias primas.

Pero la propuesta ayudó a centrar las discusiones que inicialmente estaban desorganizadas, manifestó el funcionario.

Una fuente con conocimiento de las discusiones que se prolongaron hasta la noche confirmó que el comunicado final restará fuerza a las propuestas para enfrentar los desequilibrios externos.

“Los desequilibrios persistentemente grandes garantizarán una evaluación”, sostendrá el comunicado, indicó la fuente.

China estaba contra cualquier límite a los desequilibrios, dijo el viernes otra fuente del G-20, que también expresó que hay una “división por la mitad” respecto a monedas y sobre las reformas al Fondo Monetario Internacional (FMI), y que el comunicado final sería “suavizado”.

No obstante, había un acuerdo amplio de que las “respuestas unilaterales y no coordinadas” para apuntalar a las economías frágiles podrían resultar dañinas para todos, indicó una fuente.

En una carta leída el viernes a sus colegas ministros de Finanzas del G-20, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo que los países deberían implementar medidas para reducir sus saldos de cuenta corriente por debajo de una porción específica del Producto Interno Bruto (PIB).

El ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, expresó escepticismo sobre la propuesta de Geithner.

“Dijimos que tenemos dudas de que deban establecerse metas numéricas rígidas, pero cuando se verifique el avance en la rectificación de los desequilibrios, esa podría ser una idea”, comentó Noda.

LAS DUDAS ABUNDAN

Las críticas reflejaron las dificultades que enfrenta el G-20, mientras el grupo se esfuerza por poner a la economía mundial en orden y relajar las tensiones cambiarias que, según temen los economistas, podrían generar guerras comerciales.

Aunque el G-20 se llevó elogios por la coordinación de paquetes de estímulo durante la crisis financiera global, su sentido de unidad se ha ido evaporando en medio de las tensiones que se han originado a partir de intentos sin precedentes por resucitar a la economía mundial.

Arabia Saudí, Alemania y Rusia son los miembros del G-20 con mayores superávits de cuenta corriente, pero China es el principal objetivo de Washington -y el claro destinatario de la carta de Geithner - debido a su gran intervención sobre el mercado cambiario que ha mantenido bajo control al yuan.

En consecuencia, Pekín ha recaudado 2,65 billones de dólares en reservas oficiales en moneda extranjera y ha llevado a la Cámara de Representantes estadounidense a impulsar un proyecto de ley que amenaza con represalias si China no deja que su moneda suba para reducir su enorme superávit comercial con Estados Unidos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below