20 de octubre de 2010 / 16:03 / en 7 años

Zapatero echa mano de veteranía para acabar la legislatura

Por Manuel María Ruiz

<p>El presidente del Gobierno espa&ntilde;ol ha echado mano de personas experimentadas de su partido para dar un nuevo impulso al proceso de reformas pol&iacute;ticas y econ&oacute;micas puestas en marcha y recuperar posiciones en los cada vez m&aacute;s adversos sondeos de opini&oacute;n. Imagen de Zapatero antes de empezar la rueda de prensa en la que anunci&oacute; los cambios celebrada el 20 de octubre en el Palacio de La Moncloa en Madrid. REUTERS/Sergio P&eacute;rez</p>

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno español ha echado mano de personas experimentadas de su partido para dar un nuevo impulso al proceso de reformas políticas y económicas puestas en marcha y recuperar posiciones en los cada vez más adversos sondeos de opinión.

A solo 18 meses para terminar esta legislatura, algunos analistas dijeron que José Luis Rodríguez Zapatero se ha visto forzado a pulir su imagen y la de su Gobierno para tratar de poner fin a la profunda crisis económica que ha dejado más de cuatro millones de parados, además de intentar poner punto y final a ETA tras más de 50 años de violencia.

La segura aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en el Parlamento con el apoyo de Coalición Canaria y del Partido Nacionalista Vasco ha dado el banderazo de salida a una drástica remodelación del Gobierno, que coloca como su mano derecha al experimentado Alfredo Pérez Rubalcaba a la vez que asegura la continuidad de Elena Salgado al frente del departamento de Economía y Hacienda.

“Es un gobierno de gran fortaleza política para completar una tarea de gran envergadura (...) va a ser el gobierno de las reformas, de la recuperación definitiva de la economía y del empleo”, dijo Zapatero en una rueda de prensa en La Moncloa.

Algunos analistas interpretan que Zapatero busca dar más relieve a la gestión política de su Gobierno - justo ahora que algunos sondeos marcan el momento más bajo de su popularidad - con el nombramiento de Rubalcaba, un experto en consenso y diálogo, como vicepresidente segundo.

“Podemos decir que esto significa un guiño de Zapatero a los más veteranos del partido y que el PSOE ya tiene un ministro político”, dijo a Reuters Iñaki Anasagasti, portavoz adjunto de Partidos Nacionalistas en el Senado y miembro de PNV.

Zapatero, que ha abordado la remodelación más amplia de su gabinete desde que renovó su mandato en La Moncloa en 2008, ha lidiado con una minuciosa alquimia entre las voces de renovación que clamaban en su propio partido y las contrapartidas exigidas por los nacionalistas vascos a cambio de apoyar los PGE.

Recientemente, el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, arremetió en unas explosivas declaraciones contra la política del Gobierno central - matizadas más tarde - poniendo en cuestión el liderazgo de Zapatero.

“La remodelación del Gobierno está en línea con lo que nosotros (PNV) habíamos solicitado a Zapatero (a cambio de apoyo los PGE de 2011)”, añadió Anasagasti.

MÁS EXPERIENCIA CONTRA ETA

Pero la envergadura política de Rubalcaba no acaba con la intención de dotar de mayor proyección al Gobierno, sino que algunos observadores han visto en su reforzado papel la aportación de su experiencia para llegar hasta el final definitivo de una cada vez más debilitada ETA.

“Yo creo que Zapatero está pensando en Rubalcaba para el final definitivo de ETA”, dijo un analista político que pidió el anonimato.

Según analistas, la experiencia de Rubalcaba se verá complementada con la de Ramón Jáuregui como ministro de la Presidencia, cargo que desempeñaba María Teresa Fernández de la Vega junto con Manuel Chaves.

Pero la experiencia política de Rubalcaba aún se verá más reforzada con la figura de Jáuregui, un vasco cuya larga trayectoria en el PSOE encuentra ahora una nueva ubicación como ministro de la Presidencia, que comparte con un amplio conocimiento de la problemática que circunda a ETA.

Según analistas, el conocimiento de Jáuregui en materia territorial le dotaría de una especial sensibilidad para llevar las relaciones con las distintas comunidades autónomas en un momento clave por la necesidad de que las regiones se sumen a los esfuerzos de consolidación fiscal del país.

“Jáuregui es una persona muy ponderada y con una gran capacidad de interlocución interterritorial”, dijo Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales.

Por su parte, la sustitución del titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que se marcha a Cataluña para apoyar a los socialistas en la elecciones regionales de noviembre, ha sido vista como un esperado relevo por un conocedor del mundo sindical, Valeriano Gómez.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below