11 de octubre de 2010 / 20:29 / en 7 años

El Senado francés aprueba el punto clave de la ley de pensiones

PARÍS (Reuters) - Los sindicatos franceses se preparaban para más huelgas esta semana por la reforma de las pensiones, cuyo punto clave fue aprobado el lunes en el Senado.

<p>Los sindicatos franceses se preparaban para m&aacute;s huelgas esta semana por la reforma de las pensiones, cuyo punto clave fue aprobado el lunes en el Senado. En la imagen, vista exterior de la estacion de tren Gare de l'Est en Par&iacute;s horas antes del comienzo de una huelga general de transportes, el 11 de octubre de 2010. REUTERS/Benoit Tessier</p>

El Senado votó 174 contra 159 a favor de elevar la edad en la que los trabajadores se pueden jubilar con una pensión completa a los 67 años, frente a los 65 años actuales.

La medida es uno de los dos principales bloques del paquete de reformas del presidente Nicolas Sarkozy - el Senado aceptó el viernes elevar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años - y supone que la impopular reforma está a punto de convertir en ley.

Los trabajadores del transporte planean interrumpir trenes y aviones el martes y se espera una nueva ola de revueltas callejeras por la propuesta de Sarkozy de hacer a la gente trabajar durante más tiempo para aliviar el déficit del sistema de pensiones.

También se esperan cortes de electricidad en edificios públicos dado que los trabajadores de las empresas de energía se han unido a la huelga, dijo el sindicato francés CGT, que calificó los cortes de “simbólicos”.

Los estudiantes de la enseñanza secundaria tenían pensado unirse a los trabajadores en las manifestaciones del martes, dijeron los líderes sindicales. Los estudiantes en algunas universidades también tenían previsto manifestarse.

En toda Europa, las medidas de austeridad para reducir los déficits presupuestarios han provocado el malestar de la opinión pública y protestas.

El proyecto de reforma de las pensiones de Sarkozy, el buque insignia de las medidas de austeridad, se está convirtiendo en una las mayores batallas de su presidencia, enfrentándolo con los poderosos sindicatos que abortaron un intento anterior de reforma de las pensiones en 1995, y arriesgando sus ya bajos índices de popularidad.

La reforma está diseñada para salvaguardar el apreciado rating de crédito AAA de Francia, que le permite acceder a préstamos en los mercados de bajo interés.

El proyecto de ley ya fue aprobado en la Cámara baja del Parlamento.

Se espera que la ley cuente con un respaldo pleno del Parlamento a fines de octubre, después de lo cual pasará a la Corte Constitucional para una última revisión.

Sarkozy hizo una pequeña concesión en el proyecto la semana pasada a las mujeres de mediana edad que habían dejado de trabajar para criar a sus hijos, pero en su Gabinete señalan que el mandatario no piensa retroceder en los puntos principales.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below