29 de septiembre de 2010 / 7:16 / en 7 años

El IPC adelantado sube a niveles de casi dos años

MADRID (Reuters) - Un incremento menor que el esperado de la inflación en España, acompañado de unos débiles datos de ventas minoristas, apuntan a una renovada debilidad del consumo en España tras un modesto rebote en el segundo trimestre del año, dijeron varios economistas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el miércoles que la tasa interanual del IPC armonizada en su versión avanzada registró en septiembre una tasa interanual del 2 por ciento, frente a una proyección de mercado del 2,1 por ciento, a la vez que la tasa interanual de las ventas minoristas encadenó en agosto su segunda tasa negativa del 2,5 por ciento, frente al -2,4 por ciento de julio.

Algunos analistas dijeron que la moderada evolución de los precios en agosto y septiembre pese al incremento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en julio, significaría una tendencia muy moderada de la inflación en España.

“La tenencia de fondo en España es la desinflación”, dijo Eoin O‘Callaghan, economista de BNP Paribas.

Con estos datos sobre la mesa, algunos analistas no descartaban una vuelta a la recesión este año.

“Nosotros seguimos viendo un crecimiento ligeramente negativo en el tercer trimestre”, dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid.

Esta opinión choca con la del Gobierno que mantiene desde el principio de este año que el Producto Interior Bruto (PIB) no registrará ningún trimestre de crecimiento negativo este año.

España abandonó en el primer trimestre de este año un largo periodo de estancamiento y de recesión económica que se prolongó durante siete trimestres, pero su tasa de expansión intertrimestral se mantiene en cotas muy modestas.

En el segundo trimestre de este año, la economía nacional creció un 0,2 por ciento en tasa intertrimestral, sólo una décima por encima de la tasa del trimestre anterior.

El Ejecutivo español confía en que el crecimiento se vea apuntalado en los próximos trimestres por el sector exterior gracias a la recuperación económica de las principales economías del euro, tales como Alemania y Francia.

Pero los economistas temen que la elevada tasa de paro española, que ronda el 20 por ciento, impida una recuperación del consumo y lastre la expansión económica durante mucho tiempo.

El martes, un informe de la Asociación Española de la Banca dijo que la economía nacional atravesará un largo periodo de bajo crecimiento y desempleo debido al ajuste fiscal y estructural que atraviesa el país.

El Gobierno prevé una contracción del crecimiento este año del 0,3 por ciento y un crecimiento del 1,3 por ciento en 2011, pero varias instituciones privadas y supranacionales esperan tasas más modestas para ambos años.

La Fundación de las Cajas de Ahorros, que el martes divulgó su consenso de previsiones, dijo que la tasa de contracción sería del -0,4 por ciento para este año, mientras que crecería un 0,6 por ciento en 2011.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below