28 de septiembre de 2010 / 14:04 / hace 7 años

Las dudas de las agencias de calificación presionan a Irlanda

DUBLÍN (Reuters) - Los costes de obtener financiación en los mercados de capital para Irlanda subieron nuevamente el martes después de que dos agencias de calificación advirtieran que podrían rebajar la evaluación de su deuda, aumentando la presión sobre el Gobierno.

<p>Standard &amp; Poor's advirti&oacute; el martes de que podr&iacute;a recortar otra vez la nota de deuda de Irlanda debido al creciente coste de una recapitalizaci&oacute;n del nacionalizado banco Anglo Irish Bank, empujando el costo de tomar cr&eacute;dito para Dubl&iacute;n a nuevos m&aacute;ximos. En esta imagen de archivo, varios viandantes pasan junto a una sucursal del Anglo Irish Bank en Belfast el 25 de marzo de 2010. EUTERS/Cathal McNaughton</p>

Irlanda está tratando por convencer a los inversores de que puede afrontar el apuntalamiento de su sector bancario y reducir el mayor déficit presupuestario de la Unión Europea, con una economía debilitada y un riesgo cada vez mayor de una crisis política.

“No puedo pretender que la calificación actual está asegurada totalmente”, dijo en una entrevista con Reuters Chris Pryce, analista de Fitch, que actualmente otorga a la deuda irlandesa un “AA-” con un panorama estable.

El Gobierno espera que una ley final que defina el futuro del prestamista nacionalizado Anglo Irish Bank, que podría presentarse esta semana, despeje los temores respecto a que el coste del rescate superará ampliamente los 25.000 millones de euros.

“Vamos a (...) dar una salida manejable sobre cómo se manejará eso a largo plazo”, dijo a la prensa el primer ministro irlandés, Brian Cowen. “Estamos decididos a hacer lo que sea necesario para lograr la confianza internacional y crear confianza interna”.

Pero Standard & Poor’s dijo en una entrevista difundida el martes que su estimación de 35.000 millones de euros para el rescate de Anglo, una cifra duramente criticada por autoridades locales, parece cada vez más realista y que cualquier cifra superior podría generar una rebaja en la calificación.

Sólo un día después de que la calificadora Moody’s recortara nota de deuda del Anglo Irish, la nueva advertencia de S&P envió los diferenciales de crédito irlandés a nuevos máximos y el coste de asegurar la deuda irlandesa ante un cese de pagos alcanzó un nuevo techo.

Las noticias también empujaron al alza otros diferenciales de deuda de los países de la periferia de la zona euro.

El economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico dijo a Reuters que no cree que Irlanda se encamine hacia una crisis al estilo de la vivida en Grecia, porque sus problemas son conocidos y hay nuevas herramientas para gestionarlos.

“En el caso de Irlanda, el problema era de un modelo de crecimiento insostenible”, dijo Pier Carlo Paoan en una entrevista en Corea. “Así que sabemos cuáles son las soluciones, no hay nada nuevo”.

La UE indicó el martes que una financiación de emergencia para Irlanda no se había considerado, dijo el portavoz de lacomisión Amadeu Altafaj.

Irlanda cuenta con financiación hasta mediados de 2011, pero el aumento de los costes de endeudamiento es insostenible a medio plazo y está aumentando la presión sobre Cowen, que el miércoles entra en un nuevo período parlamentario.

Algunos analistas han dicho que Cowen necesita adelantar el anuncio de su presupuesto para el próximo año.

“Los costes están creciendo debido a la falta de medidas políticas de parte del Gobierno”, dijo Ciaran O‘Hagan, estratega de bonos de Société Générale.

Pryce, de la agencia Fitch, dijo que la ligera mayoría parlamentaria del Gobierno, que podría reducirse a sólo dos diputados de los cuatro actuales, era una preocupación, pero que Cowen aún tenía tiempo para tranquilizar a los inversionistas.

“Se evitarían nuevas rebajas”, dijo Pryce.

La ayuda por 25.000 millones de euros destinada al Anglo Irish elevaría el déficit presupuestario de Irlanda para el 2010 a cerca de un 25 por ciento del Producto Interior Bruto, en contraste con el límite de la UE del 3,0 por ciento, que Dublín espera poder cumplir para el 2014.

Dublín ha dicho que el impacto en el déficit es único debido a las normas de contabilidad de la Unión Europea y que el impacto de la ley de gestión del banco Anglo se vería minimizado por el traslado del coste durante al menos una década.

Pero los inversores siguen desconfiando del plan de reforma del banco mediante una división entre un “banco de financiación” y un “banco de recuperación de activos”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below