13 de septiembre de 2010 / 19:31 / hace 7 años

El impulso al empleo ofrece la cara más amable del FMI

<p>El jefe del FMI asegur&oacute; el lunes que las &uacute;ltimas presiones de su organismo en favor de un gasto mayor en la creaci&oacute;n de empleo y en atenci&oacute;n para los m&aacute;s pobres muestra que el Fondo es algo m&aacute;s que un duro proveedor de ayuda econ&oacute;mica a cambio de medidas de austeridad. En esta imagen de archivo, el director de gesti&oacute;n del Fondo Monetrario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, en su conferencia de clausura de la cumbre del G-20 en Toronto, el 27 de junio de 2010. REUTERS/Jim Young</p>

OSLO (Reuters) - El jefe del FMI aseguró el lunes que las últimas presiones de su organismo en favor de un gasto mayor en la creación de empleo y en atención para los más pobres muestra que el Fondo es algo más que un duro proveedor de ayuda económica a cambio de medidas de austeridad.

Desde el inicio de la crisis global, el Fondo Monetario Internacional, partidario de una estricta política fiscal, se ha convertido en un defensor de los esfuerzos gubernamentales para impulsar las economías, considerando que la creación de empleo debería tener prioridad sobre la necesidad de limitar las crecientes deudas.

“No es una cara más suave, es una cara más realista”, dijo a Reuters Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo, en un aparte de una conferencia sobre creación de empleo en la capital Noruega, cuando se le preguntó por la nueva estrategia del prestamista, que tiene su sede en Washington.

“Esto está en línea con nuestro mandato (...) de preocuparnos por los empleos, el crecimiento y el comercio. Esto provee sustentabilidad económica”, agregó.

Strauss-Kahn señaló que el cambio se ha visto impulsado por la experiencia del FMI en la asistencia a países en crisis anteriores. Sus programas de ayuda en los últimos tres años, aseguró, no sólo incluyen estrictos límites presupuestarios, sino también objetivos de desempleo o para el empleo.

“Claramente, si las personas tienen cierta propiedad sobre el programa (funciona mejor), así que nos preocupamos de los más vulnerables”, dijo.

“No es una cara de austeridad, es una cara de responsabilidad”, dijo Strauss-Kahn sobre la imagen pública del FMI.

“Responsabilidad que incluye la sustentabilidad fiscal, lucha contra la inflación y también (...) el hecho de que uno tiene que preocuparse de la otra parte de la vida económica (el empleo)”, aseguró.

La conferencia de Oslo es la primera que mantienen de forma conjunta el FMI y la Organización Internacional del Trabajo, una agencia de Naciones Unidas que promueve la justicia social y los derechos laborales.

“Lo que está cambiando hoy es que realmente, por primera vez, la colaboración con la OIT es a alto nivel y ambos lados están contentos”, dijo Strauss-Kahn.

Durante la conferencia, el funcionario dijo que era una “caricatura engañosa” pensar que el FMI se preocupa sólo por los objetivos macroeconómicos y que el desempleo es “mucho más que sólo un cheque de pago”.

El paquete de la conferencia incluyó un folleto de 97 páginas para abordar la crisis global del empleo, con un capítulo escrito por el FMI y la OIT, dos organizaciones que a veces han estado en lados opuestos del debate sobre cómo solucionar los problemas económicos globales.

“Si escuchan a los sindicatos, dicen que nunca hemos visto un capítulo escrito conjuntamente por el FMI y la OIT. Ellos no están de acuerdo con todo, pero ahora ven que podemos trabajar juntos”, dijo Strauss-Kahn.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below