8 de septiembre de 2010 / 20:09 / hace 7 años

Obama descarta extender los recortes de impuestos a los ricos

PARMA, EEUU (Reuters) - El presidente Barack Obama, en plena campaña para las elecciones legislativas, dijo el miércoles que Estados Unidos no puede permitirse extender los recortes de impuestos de la era Bush para los ricos y acusó a los republicanos de ser fiscalmente irresponsables.

<p>El presidente Barack Obama, en plena campa&ntilde;a para las elecciones legislativas, dijo el mi&eacute;rcoles que Estados Unidos no puede permitirse extender los recortes de impuestos de la era Bush para los ricos y acus&oacute; a los republicanos de ser fiscalmente irresponsables. En la imagen, Obama habla sobre econom&iacute;a en Parma, Ohio, el 8 de septiembre de 2010. REUTERS/Larry Downing</p>

En un acto de campaña en Ohio, a pocos menos de dos meses de las elecciones de noviembre, Obama admitió que sus políticas económicas no habían funcionado tan rápido como se esperaba, pero dijo que su Partido Demócrata estaba mejor posicionado para impulsar la economía estadounidense.

El discurso del mandatario se produce en medio de una creciente disputa con la oposición republicana por los recortes tributarios a los estadounidenses más ricos dispuestos durante el Gobierno de George W. Bush. Estos recortes vencen a finales de este año.

El líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, pidió congelar durante dos años todos los impuestos, incluyendo los recortes para los más ricos, y propuso también que el Gobierno rebajara sus gastos para el próximo año a los niveles de 2008, previos al inicio de un controvertido plan de estímulo de Obama por 814.000 millones de dólares.

Pero Obama rechazó esa petición y dijo que su Gobierno estaba listo para extender las rebajas impositivas a las familias con ingresos menores a los 250.000 dólares por año.

“Para cualquier ingreso superior a esta cantidad, los impuestos volverían a donde estaban durante el Gobierno del presidente Clinton. Esto no es para castigar a la gente que mejor está ... es porque no podemos permitirnos el precio de 700.000 millones de dólares que esto tiene”, declaró.

La Casa Blanca considera que los planes económicos de Obama son esenciales para poner nuevamente en marcha la economía y establecer las bases para un crecimiento a largo plazo. Sin embargo, estos no pueden ser aprobados sin el apoyo de los republicanos en el Congreso, que aunque no tienen mayoría, pueden bloquear su negociación.

Con los sondeos de opinión apuntando a que los republicanos lograrán terminar con la mayoría oficialista en el Parlamento, la oposición no tiene grandes motivaciones para conceder una victoria a Obama.

Además, los líderes republicanos también se han mostrado renuentes a aumentar los gastos debido a los elevados niveles de déficit fiscal, favoreciendo en cambio mayores recortes de impuestos y una reducción de gastos.

Los demócratas quieren extender los recortes para quienes ganan menos de 250.000 dólares al año, pero los republicanos quieren que estos sean ampliados también para los más ricos y consideran que el fin de las exenciones es un alza de impuestos.

LOS REPUBLICANOS DICEN PRIMER ESTIMULO FALLO

Los líderes republicanos son escépticos sobre las propuestas de Obama, y han dicho que no respaldarán nuevos gastos debido a que el plan de estímulo del Gobierno por 814.000 millones de dólares aprobado a comienzos de 2009 no tuvo el efecto deseado.

Los sondeos muestran un profundo escepticismo entre la población sobre el plan de estímulos, y responsables de la Casa Blanca se han mostrado reticentes a emplear la palabra, insistiendo en que la nueva propuesta de Obama no es otro programa de estímulo sino una serie de propuestas de apoyo.

En tanto, los economistas señalan que los nuevos planes podrían dar un modesto impulso a la actividad en una economía que crece lentamente. El riesgo es que estos sólo adelantarían la inversión, sin cambiar significativamente la trayectoria del crecimiento ni alentar la contratación para rebajar una tasa de desempleo del 9,6 por ciento.

Obama dijo que la economía había mejorado desde que asumió el cargo, pero reconoció que el ritmo había sido lento.

“La economía está creciendo nuevamente. Los mercados financieros se han estabilizado. El sector privado ha creado empleos durante los últimos ocho meses seguidos”, dijo. “Pero la verdad es que el avance ha sido dolorosamente lento”, afirmó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below