20 de agosto de 2010 / 17:34 / hace 7 años

Grecia busca fortalecer sus bancos contra la crisis de la deuda

ATENAS (Reuters) - Grecia quiere proteger su sistema financiero contra las consecuencias que deje su reciente crisis de deuda, para lo que encargó un estudio que le haga recomendaciones, reanundando las especulaciones respecto a que algunos de sus bancos pudieran fusionarse.

Aunque hasta el momento Atenas ha cumplido con sus compromisos fiscales, reduciendo su déficit a un ritmo acelerado, sus bancos siguen enfrentando desafíos en la medida que la recesión se profundiza y siguen en pie las restricciones al crédito.

“El sistema bancario griego sigue enfrentándose a un entorno desafiante”, dijo Atenas el viernes en un informe de avance a las autoridades de la Unión Europea. “El Gobierno ha encargado un estudio en profundidad sobre las opciones estratégicas”.

Estas podrían incluir fusiones, locales o transnacionales, o inyecciones de capital, dado que el Gobierno está interesado en que los bancos más grandes, con sólidos balances y mejor acceso al mercado de capitales, se sumen a la difícil tarea del equilibrio fiscal.

Con una estimación de deuda del 149 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2013 y la economía rumbo a una contracción del 4,0 por ciento este año, debido en parte a las subidas de impuestos y recortes de salarios y pensiones, Atenas está centrada en la estabilidad financiera.

El Gobierno ha pedido reiteradamente a los bancos que exploren la posibilidad de hacer alianzas para convertirse en entidades más fuertes y más grandes.

Los seis principales bancos, aparte de ATEbank, pasaron sin problemas sus pruebas de solvencia el mes pasado, que mostraron que podrían hacer frente a un aumento en los préstamos morosos.

Aunque la reestructuración de deuda no fue prevista directamente, los resultados de las pruebas despejaron algunos de los temores de los inversionistas.

La postura del Gobierno ha desatado una serie de especulaciones, ayudando a que las acciones bancarias del país entraran en una corriente alcista desde mediados de julio, cuando el banco Piraeus ofreció 701 millones de euros para comprar las acciones del Gobierno en ATEbank y Hellenic Postbank.

El Gobierno, que dijo que consideraría seriamente la oferta, nombraría la próxima semana los bancos de inversión encargados del estudio y la prensa griega señala que estos serían Lazard, HSBC y Deutsche Bank.

Los analistas señalan que los rumores de acuerdos no disminuirán en la medida que los inversores estimen la posibilidad de fusiones.

“Creemos que hay respaldo para una consolidación interna de parte de políticos, reguladores y bancos”, dijo Johan Ekblom, analista de BofA Merrill.

“Vemos una potencial consolidación como algo positivo, puede respaldar las ganancias y un posterior acceso a los mercados de capital”, agregó.

Uno de los principales temores en Atenas es el acceso de los bancos a la financiación mayorista, que sigue cerrada debido a los temores por la deuda soberana. Esto los ha obligado a obtener préstamos del Banco Central Europeo para financiar sus obligaciones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below