6 de agosto de 2010 / 12:05 / en 7 años

AENA espera eliminar el fantasma de la huelga de controladores

MADRID (Reuters) - El gestor aeroportuario español AENA confía en poder sellar el viernes la paz social con el poderoso sindicato de controladores aéreos al considerar que, en el caso de no alcanzar un acuerdo, propondrá que un árbitro independiente resuelva la larga e intensa disputa que mantienen las partes.

En rueda de prensa, el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, explicó que bajo cualquiera de estos dos supuestos no sería finalmente convocada una huelga de este colectivo en el mes con más tráfico de vuelos en España.

“Hemos llegado a un acuerdo o estamos en camino de cerrarlo en la mayoría de los puntos reivindicados por los controladores (...) confío en que la mesa de negociación pueda cerrar hoy mismo un acuerdo”, dijo Lema.

“En el caso de que no se llegase a un acuerdo, nosotros proponemos someter el conflicto a un arbitraje de manera que se anuncie la no convocatoria de huelga”, añadió.

El arbitraje voluntario sería de obligado cumplimiento por las partes y tendría que ser realizado por un agente consensuado por ambas partes.

Lema, que recordó que el fantasma de la huelga estaba haciendo mucho daño al sector turismo y a la economía española en general, consideró improbable que no se diera ninguno de los dos supuestos anteriores, aunque matizó que bajo esa hipótesis, “me temo que (los controladores) convocarían la huelga”.

El máximo ejecutivo de AENA explicó que las principales diferencias que todavía separan a la empresa y los trabajadores se centran en horarios y remuneración.

En este sentido, señaló que para cumplir con su objetivo de reducir las tarifas aeroportuarias en un 15 por ciento y acabar con el déficit de AENA en 2013, el grupo no podía moverse de una masa salarial conjunta de 480 millones de euros.

Esta masa coincide con la propuesta de AENA de garantizar a los controladores un salario anual de 200.000 euros hasta 2013.

En plena remodelación del cielo único en Europa y mientras diseña una posible privatización del gestor de aeropuertos público, el Ministerio de Fomento inició en febrero una dura batalla contra los 2.000 controladores aéreos españoles regulando por decreto condiciones laborales y abriendo la puerta a la liberalización del sector.

El gremio, que recurrió sin éxito a los tribunales, amenazó esta semana con realizar la primera huelga de su historia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below