14 de julio de 2010 / 12:29 / en 7 años

Toyota culpa al conductor de casos de aceleración involuntaria

TOKIO/WASHINGTON (Reuters) - Toyota dijo el miércoles que su investigación de unos 2.000 casos de aceleración involuntaria en sus vehículos no encontró problemas con su sistema electrónico y que algunos casos fueron por errores del conductor.

<p>Toyota dijo el mi&eacute;rcoles que su investigaci&oacute;n de unos 2.000 casos de aceleraci&oacute;n involuntaria en sus veh&iacute;culos no encontr&oacute; problemas con su sistema electr&oacute;nico y que algunos casos fueron por errores del conductor. Imagen del logo de la compa&ntilde;&iacute;a en una rueda de uno de sus veh&iacute;culos en un concesionario en Tokio el pasado 24 de junio. REUTERS/Yuriko Nakao</p>

El mayor fabricante de automóviles del mundo emitió un comunicado después de que el diario Wall Street Journal publicara que resultados preliminares de análisis del Gobierno sobre decenas de datos registrados sugieren que algunos conductores habían cometido errores en algunos casos de aceleración repentina.

Citando personas familiarizadas con los resultados aún no publicados de las pruebas del Departamento de Transporte, el diario dijo que algunos conductores que aseguraron que sus Toyota o Lexus se salieron fuera de control podrían haber presionado el acelerador cuando intentaban frenar.

El Departamento de Transporte no confirmó la noticia.

Toyota dijo que la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico en Autopistas (NHTSA, por sus siglas en inglés) no le había informado de los detalles de sus hallazgos. También dijo que había concluido que una “equivocación de pedal” fue reportada como la causa de aceleración involuntaria en algunos casos.

Toyota Motor proporcionó a la NHTSA diez registros de eventos y cuatro registros a las autoridades canadienses, así como todos sus hallazgos en las inspecciones in situ de 2.000 casos, dijo el portavoz de la empresa Mike Michels.

Los reguladores estadounidenses están investigando si hay problemas con los aceleradores electrónicos de Toyota, y si algún fallo en el sistema desempeñó un papel en las quejas de la aceleración involuntaria.

Desde 2000 se reportaron hasta 89 muertes por accidentes posiblemente relacionados con la aceleración involuntaria en coches de la compañía japonesa.

La NHTSA ha contratado a expertos de la agencia espacial para que revisen los mecanismos, impulsados por programas informáticos. También aprovechará los conocimientos de un comité científico independiente, que está llevando a cabo una investigación por separado.

No se espera que haya una conclusión hasta dentro de varios meses.

Toyota sostiene que sus aceleradores están bien y culpa de las aceleraciones involuntarias a las alfombrillas, que pueden engancharse en el pedal del acelerador y a pedales que no vuelven a su posición normal.

Los problemas mecánicos y de equipamiento fueron la causa de una revisión de más de ocho millones de vehículos Toyota y Lexus en octubre de 2009 y enero de 2010 debido a la aceleración involuntaria.

Toyota afronta una potencial responsabilidad civil en demandas por más de 10.000 millones de dólares generadas por reclamaciones de coches y camiones fuera de control.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below