25 de junio de 2010 / 17:37 / hace 7 años

Crece la presión para suavizar las normas sobre capital bancario

LONDRES (Reuters) - Los reguladores mundiales suavizarán una reforma que obligaría a los bancos a aumentar sus reservas para sobrevivir a una crisis sin depender nuevamente del dinero de los contribuyentes, dijeron el viernes fuentes familiarizadas con las negociaciones.

<p>Los reguladores mundiales suavizar&aacute;n una reforma que obligar&iacute;a a los bancos a aumentar sus reservas para sobrevivir a una crisis sin depender nuevamente del dinero de los contribuyentes, dijeron el viernes fuentes familiarizadas con las negociaciones. En la imagen, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llega a Toronto el 25 de junio de 2010. REUTERS/Jason Reed</p>

El Grupo de los 20 países desarrollados y en vías de desarrollo se reunirá en Toronto el sábado y el domingo para hablar sobre los mecanismos para endurecer la regulación financiera tras la peor crisis en el sector desde la década de 1930.

Los líderes del G-20 quieren ver avances en la reforma conocida como Basilea III, que contempla que los bancos aumenten sus reservas y tengan un mínimo nivel de activos líquidos a partir de finales de 2012.

Los bancos han ejercido duras presiones para suavizar las normas propuestas, diciendo entre otras cosas que al recaudar tales niveles de capital, la recuperación económica y la actividad de préstamo se verían perjudicados.

La cumbre del G-20 tratará la última versión de Basilea III diseñada por el Comité de Basilea de representantes de los bancos centrales globales y supervisores y que contiene ciertas concesiones a los bancos.

“Estamos en conversaciones para hacer ajustes apropiados si hay excesos en la regulación propuesta”, dijo una fuente familiarizada con las negociaciones.

Según la fuente, el Comité de Basilea acordó no excluir del todo a cierto tipo de activos, algunos de ellos intangibles, del capital de los bancos.

La propuesta original señalaba que las ganancias y las acciones comunes deberían formar la inmensa mayoría del capital central de un banco.

El periódico Financial Times publicó el viernes que la cláusula para obligar a un banco a mantener un ratio estable de financiación, que pone en línea una cantidad mínima de financiación con las características de liquidez de los activos de una institución, sería eliminada y reemplazada por un sistema alternativo de supervisión.

El Comité de Basilea, que se reúne el próximo mes, dijo que está en camino a entregar un paquete completo y calibrado de estándares de liquidez a los líderes del G-20 en su encuentro de noviembre en Seúl.

“El Comité de Basilea no ha discutido, ni ha acordado, la eliminación de alguna parte de sus propuestas para fortalecer los requisitos de liquidez y capital”, señaló el grupo de trabajo.

PRESIONES PARA PUBLICAR

Hay una batalla entre bambalinas en el G-20 respecto a si el Comité de Basilea debería dar a los mercados señales sobre la versión final del paquete de recomendaciones que se entregará en noviembre. Algunas autoridades creen que esto dará un tiempo adicional a los bancos para recaudar reservas y daría más claridad a los inversores.

El presidente del Comité de Basilea, Nout Wellink, dijo que habrá cambios en las propuestas y en el tiempo, pero no serán estructurales. Los ministros de Finanzas del G-20 han dicho que también habrá una fase más larga de aplicación de las normas.

El Banco de Inglaterra dijo el viernes en su Informe de Estabilidad Financiera que una transición más larga hacia Basilea III permitiría a los bancos acumular reservas mediante la retención de sus ingresos y no afectaría los préstamos.

El Bundesbank alemán dijo que la incertidumbre considerable acerca del impacto que el ratio de financiación podría tener en algunos modelos de negocios suponía que, al menos temporalmente, este sólo debería usarse como referencia.

“El comité parece estar avanzando hacia un consenso en esta materia”, dijo el vicepresidente del Bundesbank Franz-Christoph Zeitler la semana pasada.

En las últimas semanas, los bancos se han centrado en cambiar los planes de ratio de financiación estable, diciendo que es imposible reconciliar su financiación a corto plazo con los préstamos a 20 y 25 años.

Los expertos sostienen que el cambio en los ratios de financiación da margen a los supervisores nacionales para interpretar las nuevas normas con más indulgencia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below