8 de junio de 2010 / 14:14 / hace 8 años

El Ecofin trata de ampliar los esfuerzos contra el déficit

LUXEMBURGO/MADRID (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la Unión Europea trataban el martes de ampliar los esfuerzos para contener la crisis fiscal de la región, en un contexto marcado por las manifestaciones de los empleados públicos de España contra los recortes de gastos.

<p>Los ministros de Finanzas de la Uni&oacute;n Europea trataban el martes de ampliar los esfuerzos para contener la crisis fiscal de la regi&oacute;n, en un contexto marcado por las manifestaciones de los empleados p&uacute;blicos de Espa&ntilde;a contra los recortes de gastos. En la imagen, la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde (I), y el austriaco Josef Proll escuchan a la ministra espa&ntilde;ola Elena Salgado el 8 de junio de 2010 en Luxemburgo. REUTERS/Eric Vidal</p>

Los sindicatos españoles dijeron que cerca de un 75 por ciento de los 2,3 millones de empleados públicos del país no acudieron a sus puestos de trabajo como medida de protesta contra los recortes que rebajarán sus salarios en un cinco por ciento este año y los congelarán para 2011.

El debilitado euro recibió cierto respiro el martes, pero los mercados financieros mantienen bajo intensa presión a los Gobiernos de la zona euro para que cumplan con sus compromisos de reducción de deuda, con un alza en los rendimientos de los bonos en Francia, Italia y España.

“Hay incertidumbre en el mercado debido a la incertidumbre sobre la política fiscal. La respuesta debe ser una política fiscal responsable”, dijo el ministro de Finanzas sueco, Anders Borg.

“Los países que han aportado la mayor cuota de incertidumbre deben ser los más ambiciosos en lo que se respecta a resolver estos problemas, y probablemente este sea el caso de España y Portugal”, agregó.

Madrid y Lisboa, que luchan para disipar los temores de los mercados respecto a que puedan sufrir problemas para amortizar sus deudas como sucedió en Grecia, anunciaron medidas de austeridad adicionales a mediados de mayo a cambio de la protección de un amplio plan europeo.

Los ministros de Finanzas de los 16 países de la zona euro se reunieron la tarde del lunes para finalizar aspectos operativos del plan de rescate, que según ellos podría dar acceso a hasta 750.000 millones de dólares para rescatar a algún país con problemas en el cumplimiento de sus obligaciones.

El martes, al grupo se unieron los ministros de Finanzas del resto de los 27 países de la Unión Europea para discutir medidas de austeridad adicionales no sólo para España y Portugal, sino para países con menos problemas, como es el caso de Alemania.

Además, las autoridades de la región acordaron dar más poder a la agencia de estadísticas de la UE para verificar los informes presupuestarios de cada país, después de que miembros como Grecia manipularan por años sus cifras, ocultando la crisis que hoy afecta a todo el bloque.

RECUPERAR CONFIANZA

Grecia se convirtió en el primer país en los 11 años de historia de la unión monetaria en requerir un rescate financiero y los Gobiernos han estado luchando por meses para evitar que otros países queden por fuera de los mercados financieros.

“El asunto principal es recuperar y reforzar la confianza en la economía europea”, dijo el comisario para Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn.

La huelga en España sirvió como una demostración de la oposición a los planes del Gobierno para recortar otros 15.000 millones de euros del presupuesto este año y el próximo, en su intento por reducir un déficit fiscal al 9,3 por ciento del PIB este año, desde el 11,2 por ciento de 2009 y al 6 por ciento para el 2011.

Mientras Europa avanza con sus planes de austeridad, ha recibido el apoyo del jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, y del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke.

Este último señaló que el paquete de ayuda representaba “una gran cantidad de dinero”, que bastaría para proteger a Grecia, Portugal y España de la volatilidad de los mercados de crédito por varios años.

Sin embargo, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que las dimensiones de los problemas presupuestarios de su país eran aún peores de lo estimado y que Grecia era una advertencia de lo que podría pasar por perder credibilidad.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below