27 de mayo de 2010 / 8:29 / en 8 años

CCOO dice que sigue sin haber acuerdo para la reforma laboral

MADRID (Reuters) - A muy poco tiempo de agotar el plazo, Comisiones Obreras, el primer sindicato de España por afiliación, dijo el jueves que las conversaciones para pactar una reforma del mercado de trabajo continúan sin acuerdo.

<p>A muy poco tiempo de agotar el plazo, Comisiones Obreras, el primer sindicato de Espa&ntilde;a por afiliaci&oacute;n, dijo el jueves que las conversaciones para pactar una reforma del mercado de trabajo contin&uacute;an sin acuerdo. Imagen de archivo de una manifestaci&oacute;n de trabajadores con motivo del D&iacute;a Mundial por un Trabajo Decente en Madrid en octubre de 2009. REUTERS/Susana Vera</p>

“Las negociaciones sobre la reforma laboral siguen igual de complicadas que ayer (miércoles)”, dijo a los periodistas Fernando Lezcano, secretario de comunicación de CCOO.

“Todos los actores tienen un tono firme, todo el mundo está convencido de sus posiciones, pero eso no significa que no podamos negociar de forma civilizada”, añadió.

No obstante, reiteró el firme propósito de CCOO para continuar negociando hasta el último momento.

Los sindicatos y la patronal están trabajando contrarreloj para alcanzar un acuerdo que permita sacar adelante una reforma del mercado de trabajo que evite la intervención del Gobierno, aplicando sus propias reformas.

El Ejecutivo ha dado de plazo a los actores sociales hasta finales de mayo para que alcancen un acuerdo. De lo contrario se plantearía una reforma impuesta, aunque el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho reiteradas veces que prefiere una reforma pactada.

El jueves se reúnen por separado los consejos de CCOO y la Unión General de Trabajadores (UGT), para fijar posiciones de cara a las medidas de ajuste fiscal recientemente adoptadas por el ejecutivo.

Ambos sindicatos, que no han descartado la convocatoria de una huelga general, se han opuesto frontalmente al ajuste del gasto público que recoge, entre otras medidas, una congelación de las pensiones en 2011 y una reducción y congelación de los sueldos públicos entre 2010 y 2011.

Con este plan de ajuste, el Gobierno se propone acelerar el ritmo de reducción de su abultado déficit presupuestario hasta el 3,0 por ciento del PIB en 2013 desde el 11,2 por ciento al cierre de 2009.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below