24 de mayo de 2010 / 9:45 / hace 7 años

El Gobierno no obligará a los clubes a negociar en grupo con TV

<p>El Gobierno espa&ntilde;ol no dictar&aacute; una ley para forzar a los clubes de f&uacute;tbol a adoptar una negociaci&oacute;n colectiva sobre los derechos audiovisuales, seg&uacute;n el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. En esta imagen de archivo, Lissavetzky presenta su candidatura a los miembros del Comit&eacute; Ol&iacute;mpico Internacional en Lausana el 17 de junio de 2009.POOL/Dominic Favre</p>

MADRID (Reuters) - El Gobierno español no dictará una ley para forzar a los clubes de fútbol a adoptar una negociación colectiva sobre los derechos audiovisuales, según el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky.

La lucha por unos ingresos de cientos de millones de euros en acuerdos televisivos se intensificó este mes cuando algunos de los equipos de mayor presupuesto dijeron que planeaban crear una primera división separada.

Los clubes más modestos instaron al Gobierno socialista a introducir la negociación colectiva vigente en otras ligas europeas, para aumentar sus ingresos y ayudarles a evitar problemas de insolvencia.

En una entrevista para Reuters, Lissavetzky dijo que no hay nada que impida a los clubes alcanzar acuerdos colectivos con las televisiones, y que depende exclusivamente de ellos resolver sus propios problemas.

"No creo que estéis de acuerdo con un gobierno intervencionista", dijo. "Es un tema que tienen que resolver ellos. Tiene que ser una autorregulación".

"Tienen que sentarse todo los clubes en una mesa, tienen que buscar el mejor modelo", añadió.

En España, los clubes negocian sus propios acuerdos con las empresas televisivas, al contrario de lo que sucede en la Premier League, la Bundesliga y en la liga francesa, en las que los pactos se alcanzan colectivamente y los beneficios se comparten.

El Real Madrid y el Barcelona, los equipos con los mayores ingresos del mundo, se llevan la mitad, con acuerdos por valor de unos 150 millones de euros por temporada, dejando al resto de equipos, algunos con problemas financieros, luchando por las migajas.

Clubes escasos de fondos, como el Valencia, el Sevilla y el Atlético de Madrid, que suelen estar en la pugna por conseguir el título de la Liga, ingresan alrededor de 30 millones de euros, o incluso menos, por temporada.

CONCEPTO SOLIDARIO

Los equipos más modestos solicitaron al Gobierno la creación de unas normas de negociación colectiva a incluir en una ley de deportes que está siendo redactada.

El Madrid y el Barcelona han afirmado en múltiples ocasiones que no están dispuestos a aceptar ese hipotético sistema de negociación, argumentando que dañaría su competitividad en Europa, pero Lissavetzky opinó que la situación ideal sería que los clubes más acaudalados siguiesen el modelo inglés.

"Hay que tener este concepto de solidaridad", dijo. "Si este concepto es por un acuerdo entre todos los clubes, mucho mejor".

La Ley del Deporte creará también un órgano independiente para controlar las finanzas de los equipos, con poder para penalizar a los infractores impidiéndoles competir, dijo Lissavetzky.

Entre los 20 clubes de la Liga sumaron una deuda de 3.526 millones de euros en 2008-2009, sobrepasando los 3.450 millones de la temporada anterior, según un estudio publicado la semana pasada por José María Gay, profesor de la Universidad de Barcelona.

El aumento de sus ingresos alcanzó apenas por ciento, menos de la mitad que en la campaña 2007-2008, y los gastos se elevaron a los 1.704 millones de euros, superando en 249 millones a los beneficios.

Tan sólo obtuvieron ganancias el Madrid, el Barcelona y un humilde Numancia, relegado a Segunda División.

"Estamos viviendo en el mundo una crisis económica y creo que la gran causa es la falta de regulación del sector financiero", dijo Lissavetzky.

"Tenemos que aprender de las 'subprime'. Por eso habrá un órgano de control económico de carácter independiente que permita participar en competiciones o no participar según como esté tu cuenta de resultados", añadió.

MALA GESTIÓN

Además, el secretario de Deportes señaló que no se debería permitir a los clubes invertir más del 70 ó el 75 por ciento de sus ingresos en salarios y fichajes de jugadores.

Según el estudio de Gay, el Sevilla, el Atlético de Madrid y el Valencia gastaron más del 120 por ciento de sus beneficios en costes laborales, que incluyen la amortización de los fichajes, en la temporada 2008-2009.

El Gobierno planea revisar también la normativa para alcanzar una administración voluntaria dentro de la llamada "Ley Concursal", para conseguir que los clubes acorten su deuda en vez de seguir viviendo por encima de sus posibilidades, dijo Lissavetzky.

"No queremos que los clubs (se aprovechen) (...) de una situación en detrimento de otros".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below