19 de mayo de 2010 / 15:33 / hace 7 años

España cambia planes de obras públicas para ajustar el déficit

<p>El ministro de Fomento, Jos&eacute; Blanco, reconoci&oacute; el mi&eacute;rcoles que el plan de austeridad para acelerar la reducci&oacute;n del d&eacute;ficit espa&ntilde;ol anunciado la semana pasada por el presidente del Gobierno obliga a modificar los ambiciosos planes de infraestructuras del pa&iacute;s. En la imagen, Blanco durante una conferencia de prensa en Madrid, el 19 de abril de 2010. REUTERS/Juan Medina</p>

MADRID (Reuters) - El ministro de Fomento, José Blanco, reconoció el miércoles que el plan de austeridad para acelerar la reducción del déficit español anunciado la semana pasada por el presidente del Gobierno obliga a modificar los ambiciosos planes de infraestructuras del país.

“Hemos demostrado más ambición de la que ahora podemos asumir, con el cuadro presupuestario actual no se van a cumplir los objetivos fijados por el PEIT (Plan Español de Infraestructuras de Transportes) que vamos a revisar”, dijo Blanco en una comparecencia en el Congreso.

El plan, que en enero pasado ya sufrió un recorte de 1.700 millones de euros por ajustes presupuestarios, se verá de nuevo reducido en al menos 1.500 millones más en 2010 como consecuencia de las medidas adicionales para reducir el déficit en 15.000 millones de euros más entre 2010 y 2011.

“El objetivo de reducción del déficit (...) supondrá para el Ministerio de Fomento un recorte adicional al aprobado en enero de al menos 1.500 millones de euros, es decir un total como mínimo de 3.200 millones de euros para este año 2010. Un ajuste que previsiblemente no será inferior en el ejercicio 2011 y con consecuencias en ejercicios posteriores”.

Blanco explicó que en la reformulación del plan se priorizará sobre mantenimiento, mejora y explotación antes que sobre obra nueva y dejó claro que las obras sufrirán importantes retrasos, aunque la prioridad a medio plazo seguirá siendo el ferrocarril.

“Vamos a postular nuevas licitaciones, demorar plazos, suspender temporalmente actuaciones e incluso anular contratos en ejecución”, advirtió.

“El ajuste es de gran alcance (...) nuestras prioridades (el ferrocarril) no cambian. Pero todas las actuaciones tanto en carreteras como en ferrocarriles sufrirán un retraso medio de al menos un año en su plazo de ejecución”, añadió.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below