28 de abril de 2010 / 13:26 / hace 7 años

Un grupo de economistas aboga por permitir el intercambio online

<p>Perseguir la descarga de m&uacute;sica en Internet no ayudar&aacute; a transformar el modelo productivo de la industria discogr&aacute;fica, sino que habr&iacute;a que permitirla, reducir el precio de la m&uacute;sica y restringir dr&aacute;sticamente la duraci&oacute;n de los derechos de autor, que s&oacute;lo benefician a los grandes artistas y las empresas que ejercen el monopolio en el sector, dijo el mi&eacute;rcoles un grupo de economistas. En la imagen, m&uacute;sicos espa&ntilde;oles recogen firmas durante una manifestaci&oacute;n contra las descargas online en Madrid, el 1 de diciembre de 2009.Vincent West</p>

MADRID (Reuters) - Perseguir la descarga de música en Internet no ayudará a transformar el modelo productivo de la industria discográfica, sino que habría que permitirla, reducir el precio de la música y restringir drásticamente la duración de los derechos de autor, que sólo benefician a los grandes artistas y las empresas que ejercen el monopolio en el sector, dijo el miércoles un grupo de economistas.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) considera que la ley de Economía Sostenible que persigue a las webs de descargas que se enriquecen ilegalmente - actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados - dificulta el cambio de modelo productivo que está en macha con las nuevas tecnologías.

"Se está subvencionando una tecnología antigua que habría que eliminar", declaró en rueda de prensa en Madrid Michele Boldrin, doctor en Economía de la Universidad de Rochester, EEUU.

"¿Es socialmente la manera más justa de usar los recursos públicos?", se preguntó el economista, que abogó por fomentar el dominio de las nuevas tecnologías por parte de los jóvenes, en lugar de poner trabas que les alejen de la informática y les acerquen a cosas menos productivas como el botellón.

De hecho, el informe cree que el Gobierno le está haciendo el trabajo a las discográficas, al blindarlas artificialmente de la evolución del mercado e impedir que lleven las reformas necesarias - que implican, entre otros, eliminación de intermediarios, despidos, abaratar el precio de una canción - para continuar activos en el mercado.

PROTEGIENDO A PRIVILEGIADOS

Boldrin cree que el Gobierno debería propiciar la creación de un marco legal que permita el desarrollo competitivo para la distribución digital de música y no proteger a unos pocos privilegiados, que de todos modos, se seguirían dedicando a la música.

"¿De verdad estos señores renunciarían a cantar y dar conciertos si sus beneficios cayeran a la mitad? Yo lo dudo ampliamente", declaró en referencia a cantantes como Madonna.

En el informe "Derechos de Propiedad Intelectual: derechos de autor", Boldrin y Pablo Vázquez, economista de la Universidad Complutense de Madrid, defienden que el cierre de páginas es una forma socialmente poco eficaz para proteger a los autores de las obras y no fomenta la producción de nuevas creaciones musicales.

"El efecto del pirateo no ha sido destructivo, la producción de música ha subido", declaró Boldrin. El informe recoge que entre 2004 y 2008 el número de compositores y obras musicales se ha multiplicado por dos y los ingresos son prácticamente iguales.

Lo que se ha modificado es el modo de hacer negocio, ahora casi todos los ingresos proceden de la música en directo, pero no es que haya más actuaciones, es que han aumentado los precios y como su música llega a más personas por las descargas, explicó.

Los autores del informe también defienden la reducción de los derechos de autor.

"No existe ninguna evidencia que ligue el incremento progresivo y la ampliación de los derechos de copyright con una subida, cuantitativa o hasta cualitativa, en la producción de música, libros y películas", dice el informe.

Boldrin y Vázquez sugieren que el copyright cubra a aquella persona que si pierde el 90% de sus ingresos se dedique a otra profesión, es decir debería ser un incentivo para los artistas de menor éxito. Y puso un ejemplo, en el siglo XIX cuando algunos países habían regulado los derechos de autor y otros no, las mejores óperas surgieron de estos últimos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below