23 de abril de 2010 / 18:55 / en 7 años

Grecia pide activar la ayuda; los mercados siguen temerosos

<p>La endeudada Grecia solicit&oacute; el viernes a sus socios europeos y al Fondo Monetario Internacional miles de millones de euros en pr&eacute;stamos de emergencia, rindi&eacute;ndose a la acuciante presi&oacute;n del mercado de activar el mayor rescate financiero de un miembro de la zona euro. En la imagen, un manifestante durante una protesta contra la decisi&oacute;n del Gobierno griego de solicitar ayuda, en Atenas, el 23 de abril de 2010.Yiorgos Karahalis</p>

ATENAS (Reuters) - La endeudada Grecia solicitó el viernes a sus socios europeos y al Fondo Monetario Internacional miles de millones de euros en préstamos de emergencia, rindiéndose a la acuciante presión del mercado de activar el mayor rescate financiero de un miembro de la zona euro.

El primer ministro Georgios Papandreu pidió el paquete de 45.000 millones de euros, ante los temores de los inversores a una posible moratoria que elevó los costes de su deuda a niveles récord, socavando los intentos del país por reducir sus 300.000 millones de euros en pasivos.

"Es imperativo que pidamos la activación del mecanismo", dijo Papandreu en directo por televisión y radio mientras visitaba la remota isla de Kastellorizo, en el mar Egeo.

"El tiempo que no nos garantizaban los mercados, se nos dará por el apoyo de la zona euro", agregó.

Los mercados europeos escalaron brevemente tras el anuncio, pero cedieron porque los inversores dijeron que el esperado rescate, que podría ser el mayor de la historia, sólo proveería un alivio de corto plazo y podría obligar a una mayor austeridad en Grecia, lo que profundizaría su recesión.

Después un repunte inicial, el euro sólo subía ligeramente en el día a 1,3360 dólares a las 1600 GMT.

La crisis griega ha golpeado la confianza en la moneda única, compartida por 16 de los 27 países de la Unión Europea (UE), generado el temor a que se pueda extender a naciones como Portugal y España, y avivando el escepticismo de la supervivencia del euro a largo plazo.

"Por un lado, podría percibirse como un alivio que Grecia esté tomando la ayuda financiera, pero no se enfrenta al riesgo sistémico y surge la pregunta de si países como España podrían buscar el mismo rescate en el corto plazo", comentó Simon Brown, jefe ejecutivo de los analistas financieros Prospreads.

La prima que los inversores demandan por comprar bonos griegos a 10 años en vez de las notas de referencia de la zona euro, los Bund alemanes, bajó hasta 525 puntos básicos, frente a los 611 puntos de su techo del jueves, para repuntar nuevamente a 570.

Enfrentado entre la fuerza de los mercados extranjeros y los trabajadores del país airados de pagar el coste de las medidas de austeridad, el Gobierno socialista de Papandreu había sido reticente a presionar el botón de ayuda, tentando a los inversores a apostar en contra de su deuda.

El último traspié vino el jueves, cuando la Comisión Europea reveló que el déficit fiscal griego de 2009 fue mayor al que se temía, de un 13,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), elevando el nivel de reducción de déficit para este año.

La decisión de activar el paquete de ayuda se produjo tras una maratoniana reunión de gabinete de siete horas, en la que algunos ministros manifestaron sus temores a medidas de austeridad aún más duras, publicó un medio griego.

"Esto ciertamente no marca el fin de la crisis, hay todavía mucho por hacer. Ellos todavía tienen que enfrentarse a los problemas a medio plazo para poner en orden sus finanzas públicas y obviamente el tema de la competitividad", dijo Ben May, economista para Europa de Capital Economics.

EL TIEMPO APREMIA

Atenas seguía el viernes en negociaciones con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un programa fiscal de tres años que incluye el paquete de ayuda.

El tiempo está presionando, ya que Grecia necesita asistencia antes de que venza un bono de 8.500 millones de euros el 19 de mayo.

El ministro de Finanzas griego, Georgios Papaconstantinou, dijo que esperaba que el primer tramo de ayuda sea desembolsado antes de esa fecha.

Francia dijo que esperaba aprobar su parte entre el 3 y 6 de mayo. El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, que se reunió con altos cargos parlamentarios el lunes para discutir una aprobación rápida de los préstamos a Grecia, dijo que Berlín haría su contribución si la UE, el BCE y el FMI concluyen que Grecia necesita la ayuda.

Estados Unidos, que tiene poder de veto sobre las decisiones del FMI, respaldó la decisión de Grecia de pedir ayuda, dijo la Casa Blanca.

Economistas creen que es probable que el rescate requiera más ayuda de Europa y el FMI en 2011 y 2012, y algunos estiman que Grecia tendrá que reestructurar su deuda externa.

Los bancos franceses y alemanes están entre los mayores tenedores de deuda griega. El viceministro de Finanzas germano negó los rumores de que Grecia reestructurará sus pasivos.

Podría tardarse una semana para que la comisión y el BCE decidan si la petición de Grecia es válida y que los ministros de Finanzas de la zona euro formalicen su decisión.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below