19 de abril de 2010 / 5:57 / en 8 años

Aumenta la presión para reiniciar los vuelos en Europa

LONDRES (Reuters) - Las autoridades esperaban el lunes incrementar significativamente el número de vuelos al comenzar una nueva semana en Europa, y ministros de la Unión Europea se reunirán mientras crece la presión para encontrar una solución a una crisis aérea que ya dura cinco días.

<p>Las autoridades esperaban el lunes incrementar significativamente el n&uacute;mero de vuelos al comenzar una nueva semana en Europa, y ministros de la Uni&oacute;n Europea se reunir&aacute;n mientras crece la presi&oacute;n para encontrar una soluci&oacute;n a una crisis a&eacute;rea que ya dura cinco d&iacute;as. En la imagen, un panel muestra los vuelos cancelados en el aeropuerto franc&eacute;s de Niza, el 18 de abril de 2010. REUTERS/Regis Duvignau</p>

Poco más de un quinto de los vuelos programados que pudieron despegar el domingo, mientras que se espera que la cantidad pueda aumentar a la mitad el lunes, dijeron las autoridades.

El cierre de la mayor parte del espacio aéreo de Europa por una enorme nube de ceniza procedente de un volcán islandés ha costado a la industria de la aeronavegación cientos de millones de dólares, millones de pasajeros han quedado en tierra y exportadores e importadores sufrieron las consecuencias.

La crisis ha tenido repercusiones en todo el mundo y su efecto en la vida cotidiana de Europa se ha profundizado.

En Reino Unido, algunas compañías informaron que algunos empleados no pudieron regresar de sus vacaciones de Pascua y diversos hospitales informaron que estaban cancelando operaciones porque los cirujanos estaban varados lejos de casa.

Un alto cargo de la Unión Europea dijo que la situación actual no era sostenible, mientras las aerolíneas pedían una revisión de las reglas para no volar tras llevar a cabo pruebas durante el fin de semana sin problemas aparentes ocasionados por la nube de ceniza.

“No podemos esperar hasta que los flujos de cenizas simplemente desaparezcan”, dijo el comisario de Transporte de la Unión Europea, Siim Kallas, y agregó que esperaba que un 50 por ciento del espacio aéreo europeo esté fuera de riesgo el lunes.

El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, dijo a periodistas tras una reunión de la agencia europea de control aeronáutico, Eurocontrol: “El pronóstico es que existirá la posibilidad de operar la mitad de los vuelos (el lunes)”.

Italia y Austria dijeron que reabrirían los aeropuertos afectados el lunes.

Sólo 5.000 vuelos surcaron el domingo el espacio aéreo europeo, comparados con los 24.000 que lo hacen normalmente, dijo Eurocontrol. La agencia detalló que 63.000 vuelos habían sido cancelados desde el jueves.

Los ministros de Transporte de la UE discutirán la crisis en una videoconferencia el lunes convocada por España, en uso de sus capacidades como presidente del bloque de 27 naciones.

“Podemos evaluar los resultados de los vuelos de prueba y mirar y ver si hay alguna actualización de la estructura regulatoria que podría hacer posible que los vuelos se realicen a pesar de la presencia de la nube de cenizas”, declaró el ministro de Transporte británico, Andrew Adonis, a la BBC.

La emisora estatal holandesa citó al ministro de Transporte Camiel Eurlings diciendo que la respuesta de Europa a la nube de ceniza podría haber sido muy estricta, y que Estados Unidos no cerró completamente su espacio aéreo en respuesta a erupciones similares.

La aerolínea holandesa KLM, que llevó a cabo varios vuelos de prueba, dijo que la mayoría del espacio aéreo europeo era seguro pese a la presencia de la ceniza, y despachó el domingo dos vuelos de carga con destino a Asia.

La ceniza volcánica es abrasiva y puede dañar las superficies aerodinámicas de los aviones y paralizar los motores de las naves. También pueden dañar los aparatos electrónicos de los aviones.

Islandia dijo que los temblores del volcán habían pasado a ser más intensos pero que la columna de ceniza que expulsaba se había reducido a 4-5 kilómetros desde un máximo de 11 kilómetros cuando la erupción comenzó el miércoles por debajo del glaciar Eyjafjallajokull.

Expertos meteorólogos dijeron que por los patrones de viento la columna de ceniza posiblemente no se aleje más hasta avanzada la semana.

La cancelación de vuelos significa un creciente problema para las aerolíneas, que según estimaciones estarían perdiendo unos 200 millones de dólares al día, y para millones de viajeros varados en todo el mundo.

Para algunos negocios dependientes de rápidos fletes aéreos, el impacto ha sido inmediato.

Los exportadores de flores de Kenia dijeron que están perdiendo unos 2 millones de dólares por día. Kenia representa alrededor de un tercio de las importaciones de flores de la Unión Europea.

La interrupción de los viajes aéreos es la peor desde los ataques del 11 de septiembre el 2001 en Nueva York y Washington, cuando el espacio aéreo estadounidense fue cerrado durante tres días y aerolíneas europeas forzadas a detener los servicios transatlánticos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below