19 de febrero de 2010 / 21:16 / en 8 años

Chávez acude a sus "enemigos" políticos por la crisis eléctrica

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reconoció el viernes que tendrá que echar mano de sus “enemigos” políticos, Estados Unidos y Colombia, para enfrentarse a la severa crisis energética que amenaza con paralizar el país petrolero.

<p>El presidente de Venezuela, Hugo Ch&aacute;vez, reconoci&oacute; el viernes que tendr&aacute; que echar mano de sus "enemigos" pol&iacute;ticos, Estados Unidos y Colombia, para enfrentarse a la severa crisis energ&eacute;tica que amenaza con paralizar el pa&iacute;s petrolero. En esta imagen de archivo, Ch&aacute;vez llega al acto de apertura del a&ntilde;o judicial en el Tribunal Supremo en Caracas el 10 de febrero de 2010. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins</p>

Venezuela dijo que ha comprado varias plantas eléctricas a la empresa estadounidense General Electric con capacidad de unos 400 megavatios (mw), que llegarían en el primer semestre, y prepara la adquisición de nuevas unidades para alcanzar unos 900 mw en total.

“Esas plantas no tienen ideología, no tienen nada que ver (...) con las relaciones entre un Gobierno y el otro, sencillamente hay una lógica del funcionamiento de las cosas”, explicó Chávez durante una reunión del recién creado Consejo Mayor Eléctrico, transmitida en la televisión estatal.

El mandatario socialista también dijo estar dispuesto a comprar electricidad a Colombia, pese a que en 2009 congeló las relaciones diplomáticas y comerciales con el país vecino en rechazo a un acuerdo de cooperación militar entre el Gobierno del presidente Álvaro Uribe y Washington.

“Si nos ofrece vendernos y a nosotros nos interesa, bueno, lo compramos. No tenemos ningún problema, está evaluándose”, dijo Chávez, pese a que meses antes ordenó llevar al mínimo la importación de productos colombianos como represalia por lo que considera una afrenta de Uribe.

Tras años de desinversión en el sistema eléctrico nacional, el Gobierno se está viendo superado por una grave sequía que ha derrumbado la producción de energía hidroeléctrica, de donde el país latinoamericano obtiene un 70 por ciento de su capacidad total de generación.

Chávez decretó este mes una emergencia eléctrica nacional para acelerar la compra de plantas térmicas y la reparación de centrales obsoletas, al tiempo que ha establecido amplios racionamientos de agua y luz que están mellando su popularidad meses antes de los comicios legislativos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below