16 de febrero de 2010 / 13:31 / en 8 años

La UE sugiere que Grecia necesitará más recortes de déficit

BRUSELAS (Reuters) - Los ministros europeos de finanzas dijeron a Grecia el martes que tendrá que dar pasos más decisivos para reducir su deuda y calmar a los “irracionales” mercados financieros después de que los recortes salariales ya anunciados por Atenas provocaran una nueva huelga.

<p>Los ministros de Finanzas de la Uni&oacute;n Europea han dado a Grecia hasta el 15 de mayo para que tome "medidas urgentes" destinadas a controlar su elevado d&eacute;ficit fiscal, plazo que se suma a la fecha de mediados de marzo para una revisi&oacute;n de su plan fiscal. En la imagen, la ministra espa&ntilde;ola de Econom&iacute;a, Elena Salgado (I), habla con su hom&oacute;logo griego, Georgios Papaconstantinu, en Bruselas el 15 de febrero de 2010. REUTERS/Wiktor Dabkowski</p>

En la reunión en Bruselas, los ministros de finanzas de Alemania, Austria y Suecia cargaron con el peso de las declaraciones, con el viceministro de finanzas alemán diciendo que Grecia debería seguir los pasos de Irlanda y Letonia, ambos países con recortes salvajes de gastos y salarios.

“Dejamos claro que la pelota está en el tejado de Grecia”, dijo Joerg Asmussen. “Son necesarias medidas adicionales por parte de Grecia”.

Estas declaraciones y un comunicado suscrito por todos los ministros sugirieron claramente que los 30 días que han dado a Grecia para demostrar su capacidad para reducir el déficit probablemente no serán suficientes y los países miembros exigirán más recortes presupuestarios, subidas de impuestos, o ambas medidas.

Grecia es el primer país que en los once años de la Unión Europea necesita ayuda política del bloque después de que los temores sobre su capacidad de pagar la deuda provocasen fuertes ataques de los mercados que han dañado tanto a la cotización del euro como a los bonos de la zona.

Los ministros no quisieron detallar ni medidas ni ayudas concretas al país y optaron más bien por presionar más a Grecia para arrancar un compromiso si las cosas se van de las manos.

“La presión sobre Grecia para considerar medidas adicionales para el 16 de marzo se han incrementado claramente”, dijo el ministro austriaco Josef Proell, para añadir que todavía no se habían acordado medidas concretas.

El 16 de marzo es la fecha tope que los ministros han fijado a Grecia para mostrar que su plan está funcionando y para que se decida qué debería pasar después mientras se busca la fórmula de sortear el nerviosismo en los mercados financieros.

BAJO PRESIÓN

Con dos tramos de deuda pública por más de 8.000 millones de euros para refinanciar en los mercados en abril y mayo, Atenas está en el punto de mira de los mercados, que además también tienen a otros países de la zona euro como España y Portugal bajo escrutinio.

El ministro griego de Finanzas, Georgios Papaconstantinu, que el lunes dijo que su Gobierno podría necesitar más de un día para “cambiar el rumbo del Titanic”, dijo que el país era quizás un objetivo fácil pero que el apoyo prometido podría servir como barrera si los mercados trataban de presionar demasiado a otros países de la zona euro.

“Hoy es Grecia, mañana puede ser otro país”, dijo.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, también dirigió su frustración hacia los mercados, en donde los gobiernos han lanzado o refinanciado deuda a través de emisiones de bonos de forma regular y hasta el momento con éxito.

“No deberíamos aceptar ser objetivo de los mercados financieros”, dijo Juncker. “Estoy preocupado por esta forma irracional de comportamiento de los mercados financieros”.

Pero también dijo que la pelota estaba en el tejado de Atenas.

“Nuestra decisión es clara como el cristal. En caso de que Grecia no logre el objetivo de reducir su (déficit de) presupuesto en un cuatro por ciento, Grecia tendrá que emprender medidas adicionales”, dijo.

Este fue el tono del comunicado publicado tras la reunión de los ministros de Finanzas del martes.

“En el caso de que un número de riesgos, asociados con que los techos de déficit y deuda especificados se materialicen, Grecia deberá anunciar, en el informe que se presentará el 16 de marzo, medidas adicionales para asegurar que el objetivo presupuestario de 2010 se cumple”, dijo el comunicado.

Mientras tanto, en Atenas los funcionarios de aduanas griegos iniciaron una huelga de tres días para protestar en contra de los recortes en sus sueldos, en otra señal de descontento con las medidas que el Gobierno griego debe emprender.

Atenas ha anunciado incrementos de impuestos a combustibles, recortes en los salarios públicos y reformas de pensiones mientras trata de cumplir el compromiso de reducir su déficit público del 12,7 por ciento del PIB actual a menos del 3 por ciento en 2012, comenzando con un descenso de cuatro puntos este año.

Parte de la batalla del Gobierno griego es la credibilidad sobre sus finanzas, que el ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, ha calificado de “básicamente fraudulentas”.

“Lo que hemos visto hasta el momento no es suficiente. Necesitamos más pasos en lo que se refiere a impuestos y (...) gasto, si quieren crear credibilidad en el mercado”, dijo Borg el martes.

Los intereses extra que los inversores demandan por los bonos públicos griegos frente a los alemanes subió en casi un tercio de punto porcentual el martes al 3,35 por ciento, su máximo de una semana, aunque después retrocedió por debajo del 3,20 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below