11 de diciembre de 2009 / 16:59 / en 8 años

ENTREVISTA - Sol Meliá confía en su negocio exterior en 2010

Por Robert Hetz

MADRID (Reuters) - El vicepresidente de Sol Meliá Gabriel Escarrer dijo el viernes que los ingresos del grupo han repuntado ligeramente en noviembre y, pese a la escasa visibilidad, se mostraba moderadamente optimista por la reactivación del negocio exterior.

"En el mes de noviembre hemos tenido un ligero apunte hacia arriba", dijo Escarrer en una entrevista con Reuters, aunque subrayó que el dato no era demasiado significativo dado el mal resultado obtenido en el mismo mes del año pasado.

"Para 2010 se mantiene la falta de visibilidad y, con las condiciones de mercado actuales, hay incertidumbres", añadió, aunque expresó cierto optimismo por el negocio fuera de España, que ya aporta más de la mitad del resultado operativo del Grupo.

"Vemos notas positivas para el Caribe, donde (...) nuestro nivel de reservas está ligeramente por encima del año anterior", dijo Escarrer.

En esta región, el ritmo de recuperación dependerá en gran parte de la evolución económica de Estados Unidos, que aporta el 60 por ciento de los clientes de Sol Meliá en el Caribe, explicó Escarrer.

Agregó que también esperaba un mejor comportamiento para los hoteles en las capitales europeas y "una recuperación importante" en las principales capitales de Latinoamérica.

"Allí juega un papel fundamental Brasil", dijo el directivo de Sol Meliá, cuyo grupo tiene previsto reforzar su presencia en Brasil de cara a la Mundial del Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016.

Para este fin, Sol Meliá ha iniciado trámites para construir 4 hoteles de lujo y chalets particulares en un terreno cercano a Salvador de Bahía y Escarrer dijo que en el último trimestre de 2010 se verá si se autoriza o no este proyecto.

Pero, en general, predominará la política de austeridad en el grupo para compensar el descenso de los ingresos ocasionados por la crisis, agregó el directivo, cuya familia controla cerca del 64 por ciento del capital del principal grupo hotelero en España y el número seis en Europa.

Para 2010, Sol Meliá tiene previsto reducir sus inversores de mantenimiento "a alrededor de 50 millones de euros" desde 90 millones de euros presupuestados en 2009.

"A lo largo de los últimos años hemos invertido casi 600 millones de euros en la renovación de nuestro producto, pero el estándar de inversión para el mantenimiento preventivo en la industria se sitúa entre un 4 y un 5 por ciento de los ingresos totales", dijo Escarrer.

Analistas como Ibersecurities presupuestan para 2010 unos ingresos de Sol Meliá cercanos a los 1.200 millones de euros.

Escarrer, que no quiso aventurar cifras, dijo que espera una recuperación del negocio de multipropiedad en los próximos años.

"De cara a los próximos años, los resultados en este segmento van a ser muy positivos. Si no llegamos (a los 100 millones de euros en el negocio multipropiedad) en 2010, seguro que en 2011 lo conseguiremos", dijo Escarrer.

NUBES EN ESPAÑA

Pero el horizonte en el mercado doméstico -- donde el grupo opera 158 de sus 304 hoteles -- aún no se ha despejado.

"Los dos mercados que más han sufrido en 2009 y que también prevemos que más van a sufrir en 2010 van a ser primero el mercado de turistas británicos (en España) y, segundo, el mercado de los españoles (en viajes interiores)", dijo Escarrer.

Mientras que los clientes domésticos recortaron este año sus gastos de vacaciones ante el avance de la recesión y el fuerte aumento del paro, el turismo inglés se vio adicionalmente presionado por la caída de valor de la libra frente al euro.

"El tipo de cambio de la libra es una gran incertidumbre", dijo Escarrer.

Agregó que, de momento, sólo se vislumbran algunos brotes verdes en el subsegmento urbano de Sol Meliá en España gracias a una recuperación del negocio de congresos y convenciones.

Otro factor positivo podría ser la presidencia comunitaria de España en la primera mitad de 2010 y los actos multitudinarios correspondientes, dijo Escarrer.

"Entendemos que vamos a ser capaces de acaparar parte de este negocio", dijo Escarrer.

Por último, el vicepresidente de Sol Meliá subrayó que el grupo, que registraba un beneficio de 47,5 millones de euros en los primeros nueve meses, cuenta con una situación de liquidez holgada que le permite cumplir sus compromisos financieros de los próximos dos años.

"La empresa va a acabar el año con una liquidez de 553 millones de euros, lo que nos ayuda a hacer frente a los 435 millones de compromiso de amortización de los próximos dos años", dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below