for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

El BCE prorroga el veto al dividendo y la relajación de las normas de capital en la banca

FRÁNCFORT, 28 jul (Reuters) - El Banco Central Europeo recomendó el martes a los bancos de la zona euro que no paguen dividendos hasta finales de año y prorrogó la relajación de las normas sobre reservas de capital y liquidez para contribuir a que superen las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

Slideshow ( 2 images )

El BCE dijo que los bancos podrían soportar una segunda ola de infecciones, pero pidió a las autoridades que estuvieran preparadas para intervenir y evitar una crisis de crédito, posiblemente incluyendo recapitalizaciones.

El principal supervisor de la zona euro prorrogó la recomendación de no pagar dividendos ni hacer recompras de acciones dos meses, hasta el 1 de enero, y recomendó a los bancos “ejercer una extrema moderación” con los bonus o primas. El órgano revisará las decisiones en el cuarto trimestre del año.

También anunció que prolongará hasta final de 2021 la norma que da a los bancos mayor flexibilidad en el uso del colchón de liquidez, así como en los niveles totales de capital durante otro año.

“Todas nuestras medidas y acciones de supervisión están y seguirán estando dirigidas a asegurar que el sector bancario pueda seguir siendo resistente y apoyar la recuperación económica con un suministro adecuado de crédito”, dijo el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, en una publicación de un blog que acompaña a las decisiones.

El anuncio del BCE se produjo el mismo día en que el Banco de Inglaterra dijo que evaluaría la posibilidad de extender la suspensión de pagos como dividendos y recompra de acciones por parte del sector bancario más allá de fin de año. Los bancos acordaron en marzo suspender los pagos de este año.

En un “análisis de vulnerabilidad”, el BCE constató que en su escenario económico central, que supone medidas de contención hasta mediados de 2021, los bancos verían reducido su CET1 (coeficiente de capital básico de nivel 1, una medida de la fortaleza de las entidades bancarias), en aproximadamente 1,9 puntos porcentuales, hasta el 12,6%, a finales de 2022.

En un escenario más pesimista, que prevé una segunda ola de infecciones, se eliminarían 5,7 puntos porcentuales de su capital, hasta el 8,8%, durante el mismo período.

“Claramente no hay lugar para la complacencia, pero podemos encontrar cierta tranquilidad”, dijo Enria. “Dicho esto, el resultado del ejercicio también indica que las autoridades deben estar preparadas para tomar medidas adicionales si la situación económica se deteriora aún más”.

En una conferencia telemática después de la decisión, Enria añadió que se podría, si se llegara a producir el escenario más grave, ampliar las medidas existentes para apoyar a los bancos, pero también introducir “planes de alivio de activos” o incluso recapitalizar a los bancos directamente.

Por contra, el BCE decidió reanudar las inspecciones en los bancos, a partir de octubre, y dar seguimiento a las medidas correctivas que ya se han acordado, revirtiendo así una decisión tomada en primavera, en el momento más álgido de la primera oleada de la pandemia.

Información de Francesco Canepa; editado por Larry King, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up