July 21, 2020 / 12:55 PM / 22 days ago

BREAKINGVIEWS-El acuerdo de la UE ofrece un modelo para crisis futuras

El presidente del Consejo de Europa, Charles Michel, antes un encuentro de la cumbre de líderes europeos celebrada en Bruselas, Bélgica, el 20 de julio de 2020. Francisco Seco/Pool via REUTERS

MILÁN, 21 jul (Reuters Breakingviews) - La Unión Europea ha avanzado en su caótica gestión de la crisis de la deuda de la zona euro. Tras intensas conversaciones, los líderes del bloque acordaron al amanecer del martes un plan de estímulo de 750.000 millones de euros financiado con fondos comunes para ayudar a los países a combatir el impacto económico de la pandemia. A pesar de algunas concesiones, el plan parece viable y crea incentivos positivos para las reformas.

El acuerdo se logró después de una de las reuniones más largas mantenidas entre los líderes de la UE y requirió algunas concesiones inevitables. Para apaciguar a las naciones ricas lideradas por Países Bajos, el bloque redujo la cantidad a desembolsar en forma de subvenciones desde los 500.000 millones de euros propuestos originalmente por la Comisión Europea hasta 390.000 millones de euros. La cuantía de los préstamos pasó de 250.000 millones de euros a 360.000 millones de euros, lo que podría aumentar la deuda nacional de algunos países muy afectados como Italia o España.

Sin embargo, el acuerdo establece algunos preceptos clave que ayudarán al bloque a luchar mejor contra esta y futuras crisis. Suscribe el principio del endeudamiento colectivo de la UE y permite la transferencia de fondos no reembolsables, a través de subvenciones, de las naciones ricas a las más pobres. Esto ayuda a los países más afectados a recuperarse más rápidamente, reduciendo las divergencias económicas dentro de la UE. La mayoría de las subvenciones se asignarán tomando como referencia las tasas de desempleo anteriores a la crisis sanitaria, mientras que una parte menor tendrá en cuenta el PIB afectado por la pandemia. Los analistas de Goldman Sachs estiman que Italia y España recibirán unos 80.000 millones de euros y 70.000 millones de euros en subvenciones respectivamente, lo que equivale a un 4,4% y un 5,5% de sus PIB.

Además, al contrario de lo que ocurrió durante la crisis de deuda de 2010-2012, los fondos no supondrán duras exigencias de austeridad como recortes en las pensiones o subidas de impuestos, que profundizaron la recesión económica en países como Grecia e Italia. El estímulo se utilizará en cambio para impulsar el crecimiento invirtiendo en áreas como la economía verde y la digital.

Habrá una supervisión colectiva por parte de la Comisión y de otros Estados de la UE para asegurar que los fondos se gasten bien. Pero los desembolsos se decidirán por mayoría cualificada en lugar de por unanimidad, lo que reducirá la probabilidad de un estancamiento. Si un país se opone al gasto de otro, puede pedir una revisión de tres meses, lo que puede ralentizar, pero no frustrar, un el plan de ayuda.

A pesar de algunas concesiones, la UE ha acordado un buen modelo para la gestión de crisis en el futuro. El resultado debería ser una Europa más fuerte.

En Twitter twitter.com/LJucca

La autora es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autora

- SUSCRIPCIÓN A ALERTAS DE CORREO ELECTRÓNICO DE BREAKINGVIEWS (en inglés): reut.rs/2dxfHO3

Editado por Neil Unmack y Karen Kwok; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below